Inicio » Mujer »

Muerte de mujer que fue arrestada por la policía religiosa de Irán genera masivas protestas locales

Mahsa Amini fue apresada por no vestir de acuerdo a la ley islámica. El deceso de la joven de 22 años gatilló marchas que defienden la libertad femenina.

Guía de: Mujer

Miles de personas salieron a las calles de diversas ciudades iraníes para manifestarse por la muerte de una joven de 22 años en manos de la policía religiosa de ese país.

El pasado martes 20, en muchas de las ciudades iraníes, personas se manifestaron en pro de la libertad de las mujeres, luego que Mahsa Amini fuera detenida el pasado martes a la salida de una estación de metro de Teherán por la policía religiosa islámica iraní por no vestir de acuerdo a la ley islámica.

La mujer de etnia kurda y originaria de la ciudad occidental de Saqez había acudido a la capital a visitar a la familia. Los policías que la arrestaron la acusaron de infringir la ley que obliga a las mujeres a cubrirse el pelo con un pañuelo, además de los brazos y las piernas con ropa holgada.

Luego de dos días detenida, se comunicó que Mahsa Amini murió el viernes después de sufrir un “ataque al corazón” y caer en coma luego de su arresto. Sin embargo, su familia dijo que no tenía una afección cardíaca preexistente, según informó Emtedad News, un medio de comunicación iraní a favor de las reformas que afirmó haber hablado con el padre de Amini.

Iran

Como respuesta a la muerte de Amini, miles de personas salieron a las calles en la noche del martes 20 de septiembre, con videos de protestas que surgieron en docenas de pueblos y ciudades.

Las imágenes de CNN, por ejemplo, muestran a algunos manifestantes coreando: “Mujeres, vida, libertad”. Se puede ver a otros encendiendo fogatas, peleándose con la policía o quitándose sus pañuelos de la cabeza y quemándolos, así como destruyendo carteles del Líder Supremo del país y gritando: “Muerte al dictador”. En tal sentido, cabe precisar que las mujeres tienen prohibido mostrar su cabellera en público en ese país.

Como era de esperar, las protestas tampoco han estado exentas de la violencia de parte de la policía de ese país. En ese contexto, una mujer que protestó la noche del lunes en la ciudad norteña de Rasht envió a la BBC Persa fotografías de moratones en su cuerpo que atribuyó a golpes de la policía antidisturbios.

“Lanzaban gases lacrimógenos. Nos ardían los ojos”, denunció. “Tratábamos de huir, me acorralaron y me golpearon. ¡Me llamaban prostituta y decían que estaba en la calle para venderme!”, declaró la informante.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios