Inicio » Mujer » Equipo

“Test de virginidad”: La impresentable prueba que genera terror en las mujeres afganas

Pese a que fueron prohibidos en 2016, aún son realizados en el país.

La virginidad es una condición que todavía algunos consideran un requisito indispensable para casarse, pero la valoración que se hace de esta opción en Afganistán va mucho más allá. Incluso, las mujeres que no pueden demostrarla en su noche de bodas son enviadas a la cárcel.

Este calvario lo vivió Bahara, cuyo caso tiene elementos que lo hacen aún más dramático, porque esta joven de 18 años decidió dar un paso más en una relación que mantenía a través de llamadas y mensajes, pero todo terminó en un infierno cuando fue violada luego de escapar de su casa para conocer al hombre que la había conquistado.

test-virginidad-1

Bahara hizo la denuncia correspondiente a la policía, pero el resultado fue peor porque la llevaron contra su voluntad para someterla a un chequeo con el objetivo de comprobar si aún era virgen, una práctica que no ha podido ser erradicada pese a que fue prohibida en Afganistán el año 2016.

“Yo estaba menstruando ese día y les imploré que no me llevaran, pero no me escuchaban”, relató la joven al diario inglés The Guardian desde la prisión donde está cumpliendo su condena por “crímenes morales”.

“Pensé que los médicos al menos me llevarían a un lugar privado para hacer la prueba. Pero se hizo en una habitación llena de personas; doctores, enfermeras, visitantes y hasta otros pacientes que querían verme desnuda. En ese momento, hubiera preferido la muerte”, agregó

Bahara está en la prisión de Mazar-i-Sharif donde debe compartir con personas condenadas por por asesinato, terrorismo o robo.

La sociedad afgana se caracteriza por su carácter ultramachista que se guía por una interpretación extremista de la ley islámica, o Sharia, y que define como “crímenes morales” a acciones que van desde huir de la casa, hasta tener relaciones sexuales antes o por fuera del matrimonio, según informa Infobae.

Leyes que se enfrentan con la realidad, donde la violencia doméstica y el sexo forzado son prácticas habituales en Afganistán que no están necesariamente mal vistas por la sociedad.

Así, luego de ser capturadas son forzadas a pasar largos períodos en prisión junto a convictos condenados.

Existen algunas iniciativas para mejorar la situación. Activistas sociales en Afganistán han presionado para lograr que el gobierno en Kabul apruebe una ley de salud pública para efectivamente detener los test de virginidad, considerados degradantes y discriminatorios.

“No estoy segura de poder reinsertarme en la sociedad y vivir una vida normal. Mi estadía aquí ha dañado la reputación de mi familia, y realmente temo que mi padre me asesine cuando salga”, comentó Bahara. “Aún si una persona es un criminal, sigue siendo humana. Los seres humanos no se merecen pasar por lo que pasé”, continuó.

Más sobre Mujer

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X