Inicio » Música Pop » Equipo

Lollapalooza Chile 2012, ¿prohibido criticar?

Más allá de transformar la crítica del evento en un nuevo deporte mediático, se trata de poder disfrutar del mismo, pero con argumentos.

Criticar a Lollapaloozaen este pequeño pero pretencioso país se ha vuelto un tema tabú. Basta la más mínima crítica a la idea de festival que tiene Perry Farrel y que ha logrado llevar a cabo con éxito en Estados Unidos, para ser apuntado con el dedo y criticado fuertemente por una vorágine de “hipsters” y fanáticos de bandas alternativas que, claramente, comprenden poco y nada lo que leen, pero se manejan hábilmente en las redes sociales.

Lollapalooza

Foto: La Segunda

Perry Farrel no ha logrado entender al público chileno.

Desde que se anunció el line-up de Lollapalooza Chile 2012, muchos han rasgado vestiduras mientras leen comentarios “negativos” de sus bandas favoritas y han intentado por todo los medios reivindicar al prestigioso festival. Por alguna razón sienten que defender el show es una causa justa y una responsabilidad por tener a Lollapalooza en Chile. Pero lo cierto es que aunque lo anterior es tremendamente válido, también lo es criticar y argumentar las razones de por qué a una gran mayoría no le importa un festival que en un principio parecía muy atractivo.

¿Un fiasco?

No son pocos quienes consideran a Lollapalooza Chile 2012 un fiasco, como un show de Foo Fighters y decenas de “teloneros” y no creo haya nada de malo con eso. Lo malo está en no reconocer que los esfuerzos prometidos por la organización en armar una parrilla con más bandas masivas no han sido cumplidos. Es muy cierto que la esencia de Lollapalooza está en el carácter independiente y de entregar la oportunidad a nuevas bandas, pero esta parrilla está basada en los nichos.

Acá hay algo más que claro y es que Perry Farrel no ha logrado entender al público chileno y de eso se dará cuenta este fin de semana, cuando la respuesta no sea la esperada. La labor de marketing del show ha sido fenomenal, pero en las mismas redes sociales que tan bien manejan esos fanáticos (a veces) intolerantes, se ha notado el descontento y la indiferencia por el espectáculo.

No digo, por ningún motivo, que el espectáculo será un fracaso, de hecho, todo lo contrario, pero habrá que hacer un buen análisis posterior. Si usted es fanático de una banda que tocará en Lollapalooza, vaya y disfrute, pero hágalo por usted y no por sus amigos de Facebook.

Si lleva años esperando a Arctic Monkeys, quede afónico coreando sus canciones y olvídese de sus seguidores en Twitter un buen rato. Si de verdad tiene todos los discos de Bjork o de los Foo Fighters, disfrute con los recitales, salte, cante y guarde su cámara de fotos un rato, olvide en su bolsillo el celular y dedíquese a disfrutar lo que le apasiona, que después entenderá que lo demás (incluidas las críticas), tiene poco y nada de importancia.

Más sobre Música Pop

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X