Inicio » Música Pop » Equipo

Whitney Houston: Un triste pero previsible adiós

Murió Whitney Houston, una de las voces fundamentales de los últimos 25 años.

Se apagó una garganta perfecta y la pena es infinita. Aún es difícil encontrar las respuestas, entender porqué en algún momento Whitney Houston decidió autodestruirse.

Hace ya varios años que ella no era la misma, su “cáncer” llamado Bobby Brown nunca la dejó e hipotecó el talento y vida de la mejor garganta femenina de todos los tiempo, al menos para mí. La memoria del público es frágil y se habrá olvidado de la categoría de Whitney Houston durante los ochentas y noventas, donde fue la mujer perfecta. Un logro tras otro, un record tras otro.

El adiós de Whitney Houston

Foto: El Mercurio

Whitney Houston.

Ocurrió en vísperas de los premios Grammy, en el mismo lugar donde fue reconocida como la “reina del pop” y ganó seis galardones. Aún ostenta el Guinness World Records como la artista más galardonada de la historia. Su canción “I Will Always Love You”, lanzada en noviembre de 1992, se convirtió en el single más vendido por una artista mujer en la historia de la música. A su vez, el soundtrack de “The Bodyguard” es el cuarto disco más vendido de todos los tiempos.

Murió una leyenda, una mujer que vendió 200 millones de discos, pero que mucho más que todo eso, nos dejó el recuerdo de una voz imposible, de un carisma único y un talento irrepetible. Inspiración para una camada de artistas tan importantes como Mariah Carey o Christina Aguilera, todos recordaremos qué estábamos haciendo y dónde nos encontrábamos cuando supimos la noticia, así de significativa es la muerte de Houston, sólo comparable con la de Michael Jackson y otros grandes.

Prima de Dionne Warwick, Houston comenzó su ascendente carrera en 1985 y terminó la década entregándonos clásicos como “How Will I Know”, “Saving All My Love For You”, “I Wanna Dance With Somebody” y la eterna “The Greatest Love Of All”. Algunos de estos hits bailables hubiesen pasado al olvido si no fuese por la rutilante voz de Houston. Si los años ochenta fueron buenos, los noventa la elevaron a la estratósfera y convirtieron en una mega-estrella. Su debut actoral fue con la película “The Bodyguard”, la cual recibió malas críticas, sin embargo su cover de la canción de Dolly Parton “I Will Always Love You” vendió más de 10 millones de copias, impresionó al mundo completo, la hizo ganar dos premios Gammy y el álbum del soundtrack fue nombrado “álbum del año”.

Whitney Houston tocó el cielo con las manos y nos maravilló a todos. Personalmente crecí escuchando su voz perfecta, merodeando notas que para muchos vocalistas alcanzarlas es solo un sueño. Ahora su catálogo será redescubierto, las compañías discográficas se afanarán en publicar uno tras otro compilado y sus videos volverán a verse en la TV. Detalles escandalosos saldrán a la luz pública pero al final de todo eso nos quedará su voz, su talento y su carisma.

Hasta siempre Whitney Houston, así es como yo prefiero recordarte.

Más sobre Música Pop

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X