Inicio » Nutrición » Equipo

¿Cómo no engordar a pesar de los asados del mundial? ¿Es posible?

No es recomendable evitar comer antes del asado para “hacer hambre”.

Entre tres y cinco kilos puede llegar a subir una persona durante los asados mundialeros considerando cuatro o cinco celebraciones si no controla lo que come y bebe. La pregunta entonces para todo el mundo, es: ¿Cómo evitar un excesivo aumento de peso sin dejar de disfrutar?

Las noticias son buenas. No es necesario prohibirse ningún producto, pero sí hay que controlar la cantidad.

Durante estos festejos aumenta la cantidad de calorías que las personas consumen: como las carnes grasas, cerdo, además de las abundantes masas, la falta o el escaso consumo de ensaladas y el alcohol.

asados mundial

Foto: El Mercurio

Por eso la principal recomendación es cuidar las cantidades de la comida. Se puede probar de todo, pero en pequeñas cantidades y a las horas adecuadas, la clave es aprender cómo, cuándo y cuánto comer. Es decir, se debe hacer una selección más inteligente de los alimentos.

Por ejemplo, en las carnes rojas se recomienda preferir los cortes que tienen menos grasa, como el filete o el lomo liso. En cuanto al choripán, se puede consumir, pero con moderación y en lo posible con pebre, para evitar la mayonesa. ¿Y las empanadas? Se aconseja preferir las horneadas sobre las fritas.

Una buena técnica es acompañar las carnes con abundante ensalada, de preferencia de hoja o tallos, así como también intercalar los tragos de alcohol con otras bebidas no alcohólicas, pero sin azúcar.

Por otro lado, no es recomendable evitar comer antes del asado para “hacer hambre”, pues en esos momentos de ayuno prolongado el cuerpo comienza a guardar la energía en forma de grasa.

Por ejemplo, si tenemos un asado a las cinco de la tarde, se recomienda tomar un buen desayuno y un almuerzo liviano al mediodía. Y a la hora del evento consumir en forma moderada. Asimismo, evitar ingerir alimentos altos en grasa, especialmente por la noche, al menos dos horas antes de dormir.

A todo lo señalado es necesario agregar la importancia de practicar en forma rutinaria actividad física, incluso el día del asado, y que cada kilo aumentado puede llegar a significar -dependiendo de la persona- hasta un mes de esfuerzo para bajar ese kilo, dado a que lo que se sube en estos días es grasa principalmente.

Si bien es cierto que “lo comido y lo bailado” nadie lo quita, no es menos cierto que hay que hacer lo posible por evitar y erradicar esos kilitos de más que nos acarrearon todas esas tentaciones culinarias a las que no pudimos decir que no durante este mundial. Sólo una combinación de un plan de alimentación lo más balanceado posible junto a un programa de actividad física hará efectiva la tarea de volver al peso pre-mundial.

Más sobre Nutrición

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X