Inicio » Nutrición » Equipo

Grasas trans: ¿Por qué regulan su contenido en Estados Unidos?

Las recomendaciones internacionales hablan en palabras sencillas de consumir este tipo de grasa en la menor cantidad posible.

Las grasas trans en general se forman al hidrogenar parcialmente aceites líquidos a temperatura ambiente con el fin de darles mayor densidad  o firmeza, otorgando a los alimentos una modificación en su textura, lo que se traduce en una mejor palatabilidad, es por ello que se emplea mucho en platos preparados o semi-preparados que se expenden en el comercio.

grasas trans ee.uu.

Foto: NYT

Sin embargo esta cualidad puede ocasionar daños en  nuestra salud, ya que numerosos estudios han demostrado que este tipo de grasas se comporta de peor manera que los ácidos grasos saturados. Por ejemplo:

  • Obstaculiza el paso de nutrientes de y hacia la célula
  • Promueve el envejecimiento celular y la apoptosis (o muerte celular programada)
  • Ayuda a que se produzcan alteraciones en la división celular pudiendo esto ser un factor de riesgo para la generación de tumores y facilitar la carcinogénesis o desarrollo de células cancerígenas.
  • Provoca alteración en el perfil lipídico al incentivar el incremento del colesterol total, así como el denominado “malo” o LDL (lipoproteínas que promueve el depósito de colesterol) y disminuir el colesterol bueno o HDL (lipoproteína que se encarga de retirar el colesterol en exceso), por esta razón se la considera como un gran factor de riesgo cardiovascular favoreciendo accidentes y enfermedades a nivel de corazón o cerebro.
  • Favorece la ateroesclerosis favoreciendo la aparición de placas o trombo en nuestro sistema vascular favoreciendo con ello los infartos o accidentes cardiovasculares.

Es por ello y con el fin de mejorar la salud de la población a través de la alimentación, a través de promover el consumo de alimentos que no solo sean sanos, sino también seguros, que en Estados Unidos, a través del FDA,  se está regulando en la industria la cantidad de ácidos grasos trans empleados en la fabricación de alimentos preparados y semipreparados, altamente comercializados en países donde debido al estilo de vida el consumo de éstos es muy alto.

En Chile, si bien la situación no es tan complicada, puesto que nuestra industria emplea este tipo de grasas en la elaboración de ciertos tipos de margarinas y grasas industriales y además en nuestra población el consumo de platos listos para servir o semipreparados no es tan alto, sin embargo es bueno tener presente que debemos cuidarnos y ver en la información que trae el etiquetado la cantidad de grasas trans que poseen los alimentos que elegimos.

Las recomendaciones internacionales hablan en palabras sencillas de consumir este tipo de grasa en la menor cantidad posible, evitando aquellos alimentos que lo contienen, sobre todo los ya comentados previamente. Ahora, si queremos saber un poco más, esta sustancia no debe superar el 1 % del total de energía que se requiere, lo que en palabras  simples se traduce en 1,3 grs para una dieta de 1200 Kcal.

Más sobre Nutrición

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X