Inicio » Nutrición » Equipo

¿Qué comer en un intenso día de compras?

Las frituras y las comidas muy condimentadas no son muy recomendables, pues pueden provocar problemas gástricos que van desde distensión abdominal, malestar gástrico, pirosis o acidez.

En esta época es habitual pasar mucho tiempo de compras y nuestros “hábitos saludables” en torno a la alimentación tienden a quebrarse debido a que no siempre podemos encontrar algún negocio que expenda comida saludable, está repleto o simplemente no nos alcanza el tiempo para hacer un alto y alimentarnos adecuadamente.

Lo primero y primordial que tenemos que tener en cuenta en estas situaciones  es una adecuada hidratación: AGUA, idealmente agua pura, purificada, sin gas. En segundo lugar el agua mineral, ya que en el sudor se excretan también minerales, sin gas  de preferencia y  posteriormente podría optarse por néctar y por último bebidas. Estas dos últimas opciones, especialmente de tipo azucaradas, son útiles especialmente si al correr de las horas no se puede ingerir algo sólido,  producto de que nuestras reservas de glucosa se van agotando a medida que caminamos y caminamos, pudiendo incluso presentarse dolor de cabeza y fatiga por falta de energía o combustible orgánico; en este caso entonces y con el fin de reponer fuerzas y evitar malestares desagradables se recomienda incluso el consumo de jugos, néctar, bebidas e incluso helados azucarados.

Comida compras

Foto: El Mercurio

El agua es el elemento básico para un día de compras, idealmente pura y sin gas.

Si vitrinear se alarga hasta la hora en que habitualmente se almuerza o cena, lo recomendable es comer algo, que puede ser desde una barrita de cereal, una fruta inclusive. Como se mencionó anteriormente, jugo de frutas, néctar o helado, pues nuestro cuerpo comienza a secretar jugos gástricos y no es conveniente tener nuestro estomago vació, más si aun se padece de  gastritis, ulceras u otras patologías digestivas. Ahora bien, lo ideal es que pese a complicado que resulte, deje un tiempo para almorzar. ¿Qué? Preferiblemente y dadas las circunstancias de tiempo, espacio físico y demases consuma ensaladas o un sándwich liviano, como son los de tipo vegetariano o bien con carne y vegetales.

Las frituras y las comidas muy condimentadas no son muy recomendables, pues pueden provocar problemas gástricos que van desde distensión abdominal, malestar gástrico, pirosis o acidez, etc. Tampoco se recomiendan comidas copiosas, pues suelen provocar problemas de sueño, sensación de acidez pesadez y/o, distención abdominal, gases  e incluso acelerar el transito digestivo, especialmente en los hombres.

En el aspecto comida es muy importante poner énfasis es en el tipo de negocio o local donde se adquieren o consumen alimentos. Fíjese que los alimentos estén debidamente sellados, que se encuentren a temperaturas ideales de conservación, como el caso de los  yogurt que deben estar refrigerados;  que el lugar este limpio: observe el suelo, las paredes, etc.,  ya que si están sucios indica que las condiciones higiénicas del local probablemente no sean las adecuadas.

Evite comprar en la calle y/o en los carritos ambulantes, especialmente si se trata de alimentos que requieren elaboración en ese lugar (en estas fechas no todos cumplen debidamente con sus permisos y resolución sanitaria). Recuerde los problemas que han existido con la mayonesa, pescados crudos (ceviche) y otros que se producen por condiciones de falta de higiene, contaminación bacteriana, entre otras.

Y recuerde siempre que para tener energía es necesario tener en  cuenta suministrar energía, considerando que ésta sea adecuada en calidad y cantidad  y  una adecuada hidratación  para que los nutrientes circulen correctamente y puedan llegar bien a la célula, tejidos y órganos de nuestro cuerpo.

Más sobre Nutrición

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X