Inicio » Ovnis »

Investigador sugiere que rocas espaciales podrían ser objetos de observación extraterrestres

Extrañas trayectorias de los “cuasi-satélites” que rodean la Tierra hacen pensar a experto en esta particular hipótesis.

Guía de: Ovnis

Una de las interrogantes que siempre se ha hecho la humanidad es saber si estamos solos en el universo. Actualmente, varios científicos se encuentran trabajando a través del programa SETI (Search for Extra Terrestrial Intelligence o programa de búsqueda de inteligencia extraterrestre) en identificar hipotéticas señales de radio emitidas por civilizaciones inteligentes de otros mundos, pero… ¿Y si los presuntos alienígenas están más cerca de lo que pensamos?

Recientemente, un investigador llamado James Benford, planteó esta posibilidad por medio de un artículo publicado en la revista The Astronomical Journal (ver artículo completo aquí)En él sugiere que los denominados “cuasi-satélites” (rocas espaciales cuyas órbitas alrededor del sol coinciden con el movimiento de traslación de la Tierra viajando muy cerca de nuestro planeta), no son en realidad lo que parecen ser, sino más bien representan la fachada perfecta para ocultar sondas elaboradas por alienígenas.

Foto: elpopular.pe

Por descabellado que parezca, Benford defiende su postura argumentando que los nueve cuasi-satélites hallados hasta ahora tienen una trayectoria elíptica tan próxima a la Tierra, que su cercanía a nuestro planeta es mayor que la de la propia Luna. Esta proximidad representa para el experto una zona ideal para actividades de espionaje, pues estas presuntas sondas se mantendrían gracias a la energía solar y permanecerían ocultas al estar dentro de estos cuerpos celestes.

Una sonda ubicada en esos objetos co-orbitales “podría esperar su momento mientras nuestra civilización desarrolla tecnología” que la pueda detectar y, una vez contactados, permitiría “entablar una conversación en tiempo real”, explica el mencionado investigador.

Foto: Órbita de un cuasi-satélite. /rtve.es

Foto: Órbita de un cuasi-satélite. /rtve.es

Estas presuntas sondas robóticas, a las cuales Benford bautizó como “lurkers” (“fisgonas”), podrían responder o no a una señal dependiendo de la motivación de los presuntos alienígenas. Es por ello que, dentro de su artículo, solicita a los científicos del SETI que utilicen telescopios ópticos y de radio para investigar mejor a estos objetos espaciales. Incluso, dentro de las alternativas, indicó que sería bueno enviar también una sonda de exploración para realizar pruebas electromagnéticas, lumínicas y de microondas.

Dentro de estos nueve objetos, el más prometedor sería el 2016 HO3, el cual es el más pequeño estable y cercano de todos. Por el momento solo China ha anunciado su intención de enviar una sonda hasta allí.

Más sobre Ovnis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X