A 10 años de paparazzeo histórico a Cecilia Bolocco: Desnuda y a los besos con empresario italiano

La ex Miss Universo fue fotografiada semidesnuda junto a Luciano Marocchino cuando aún estaba casada con Carlos Menem.

Guía de: Paparazzis

marocchino-bolocco

La historia nos ubica en mayo. Es que justo en ese mes de 1987, Cecilia Bolocco era nombrada Miss Universo, en un evento de suma trascendencia para la vida profesional de la celebridad nacional.

Dos décadas más tarde de ese acontecimiento que trajo una inmensa alegría para la modelo, los medios chilenos se hicieron eco de un escándalo gigante, también protagonizado por Bolocco.

La ex de Carlos Menem, presidente de la Argentina entre 1989 y 1999, fue paparazzeada por el fotógrafo Ángel Mora en su residencia de Miami junto al empresario italiano Luciano Marocchino -productor del concurso ganado por Bolocco-, lo que representó una supuesta infidelidad.  Mora, a su vez, le vendió las imágenes a la revista “SQP”.

El paparazzo se situó en una isla, frente a la casa de Bolocco, y tomó las fotos. Aun al día de hoy, cabe preguntarse si ese episodio no traspasó los límites de lo soportable. Porque se trató de un bochorno que cambió el rumbo de la relación entre la celebridad chilena y su esposo.

En realidad, lo que motivaron las fotos de la presentadora, en topless y a los besos con Marocchino, fue acelerar el proceso de divorcio por vía legal que ya se estaba cocinando (estaban separados de hecho), aunque no evitaron el pedido de disculpas para con el ex primer mandatario trasandino.

Claro: la prensa se regocijó, se deleitó. No solo con las evidencias del encuentro apasionado, que cada día que pasaba se multiplicaban, sino con frases que ilustraron el affaire, como “las cariñosas fotos de Cecilia Bolocco y Luciano”, “nuevas fotos complican a Bolocco en UC-TV”, “las 12 imágenes que confirman la relación”.

En un principio, la ex-Miss Universo se defendió al asegurar que se había tratado de un encuentro estrictamente profesional y de quejarse de los medios porque sentía que la estaban “descuartizando y vendiendo en pedacitos al mejor postor” y que “hay una maquinación, una manera baja de obtener recursos”.

Además, semanas después de que el escándalo había estallado, aseguró que hasta le ofrecieron “negociar” con el fotógrafo, lo que le pareció “una extorsión”.

Pero ya mucho más acá en el tiempo, en 2014, la modelo reconoció que el escándalo la terminó ayudando. Terminó sirviendo como “una grande y fantástica prueba para ordenar y reestructurar mi vida”, porque “yo ya estaba separada de Menem, pero no lo había “sociabilizado””.

www.glamorama.cl

Las portadas que vinieron después del llamado “Boloccazzo”.

mqltv.com

Parte del material publicado por la revista SQP.

Más sobre Paparazzis

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X