Avistan por primera vez grandes grupos de ballenas rorcuales durante frenesí por alimentarse en la Antártida

Las sensaciones y alegría por el acontecimiento se justifican en que esta especie había casi desaparecido de la región.

Guía de: Patagonia

Captura desde 2022-07-08 13-06-01

Captura de pantalla.

“Nunca había visto tantas ballenas en un mismo lugar y me fascinó ver cómo se alimentaban estos enormes grupos”, se emocionó la científica, Bettina Meyer, de la Universidad de Oldenburg (Alemania) una de las autoras del estudio recientemente publicado en Scientifics Reports.

La celebración de la vida

“Desde la distancia, parecía una espesa niebla en el horizonte. Pero a medida que el barco se acercaba, el océano burbujeaba cuando 150 rorcuales comunes, las segundas criaturas más grandes del planeta, se zambullían y embestían contra la superficie del agua”, expresó la Dra. Helena Herr, ecóloga de mamíferos marinos de la Universidad de Hamburgo. “Fue una de las observaciones más espectaculares que he tenido. Los rorcuales parecían volverse locos por la carga de comida a la que se enfrentaban. Fue absolutamente emocionante”.

La expedición que integraba, había hallado cerca de la costa de la Isla Elefante, al noreste de la Península Antártica, la reunión más grande de ballenas de aleta jamás documentada.

41598_2022_13798_Fig5_HTML

La imagen publicada en Informes Científicos.

Las sensaciones y alegría por el acontecimiento se justifican en que esta especie había casi desaparecido de la región. Durante gran parte del siglo XX, la escena fue diferente en aguas de la Antártida. Entre 1904 y 1976, los balleneros comerciales mataron a unas 725.000 ballenas de aleta en el Océano Austral, reduciendo su población a tan solo el 1 por ciento de su tamaño anterior a la caza de ballenas.

Después de la prohibición de la caza comercial de ballenas, los investigadores que estudiaban otras especies en el Océano Antártico comenzaron a notar que congregaciones cada vez mayores de rorcuales comunes. Ya entre 2018 y 2019, a través de estudios aéreos, se constató la presencia de un centenar de grupos de rorcuales comunes, que varían entre uno a cuatro individuos, y ocho grandes grupos de hasta 150 ballenas que se reunían para alimentarse.

La doctora Herr, señaló que las escenas de frenesí alimentario que presenciaron, tenían al menos algunos paralelos con los informes históricos escritos antes de la caza comercial generalizada de ballenas. Por ejemplo, el naturalista William Speirs Bruce describió haber visto espaldas y explosiones de ballenas que se extendían “de horizonte a horizonte” en una expedición antártica en 1892.

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios