Glaciar Thwaites: Desaparición anunciada de un glaciar antártico, ¿cuánto nos afectará?

Se estima un eventual colapso del Glaciar Thwaites en la Antártida. Científicos consideran que podría ser un proceso normal. ¿Por qué tanta alarma?

Guía de: Patagonia

GLACIAR

La pérdida acelerada de masa del Glaciar Thwaites, en la Antártida, derivó en títulos alarmantes sobre un hipotético aumento del nivel del mar global. Sin embargo, el trabajo científico nada dice sobre esas especulaciones.

Los investigadores estudiaron la evolución del Glaciar Thwaites, una enorme y muy antigua masa de hielo situada en la denominada Tierra de Marie Byrd, con desagüe en el Mar de Amundsen (localización geográfica en la fotografía de portada). La siguiente foto de la NASA, tomada el 5 de julio de 2014 por un satélite, ilustra sobre su lengua de hielo adentrándose al mar y destacándose por su altura del entorno.

Captura desde 2022-09-06 17-53-53

Foto satelital: NASA.

El trabajo publicado señala que la pérdida acelerada de hielo de este glaciar, el segundo en importancia de la Antártida occidental, aporta incertidumbre para las futuras proyecciones del nivel del mar. Distintos modelados matemáticos indican que la cuenca del glaciar, de derretirse complemente, haría aumentar el nivel del mar en 0,4 metros.

El estudio de la evolución del glaciar indica un retroceso de entre 2,12 km a 2,3 km por año. Cotejado con otros glaciares de la región que retrocedieron entre 1 y 2 km por año, el Glaciar Thwaites retrocede al doble de velocidad. ¿Qué significa esto? Nada en especial, solo requiere atención al proceso y registrar su evolución.

“Nuestros resultados sugieren que los pulsos sostenidos de retirada rápida han ocurrido en el glaciar Thwaites en los últimos dos siglos. Es probable que se produzcan pulsos de retirada rápidos similares en un futuro próximo cuando la zona de contacto con el fondo del mar (+- dos mil metros) migre hacia atrás y se aleje de los puntos de estabilización en el fondo del mar”, describe el equipo de científicos. Nos están diciendo, de modo sencillo, muchachos; esto es muy probable que venga pasando desde siempre.

Reafirmando este concepto, señalan, que se registró un acontecimiento similar de retroceso pronunciado durante un período corto de tiempo en el Glaciar Pope (11 kilómetros en un año). Pero ese desplazamiento observado durante varias décadas arrojó un retroceso promedio de 0,35 a 1 km por año. Es decir, no incidió.

Comprobando, entonces, que existe una variabilidad temporal en el comportamiento de las fases de retirada rápidas y puntuales que superan los límites superiores típicamente documentados en el ritmo de recesión de la capa de hielo de la Antártida occidental.

Deshielo anunciado

¿Por qué hay tanto interés en el Glaciar Thwaites?  Una de las razones es que, de acuerdo a lo publicado por la investigadora Helene Seroussi, especialista de la Universidad de Dartmouh, New Hampshire, en glaciología y modelado dinámico del hielo, su cuenca contiene un volumen de hielo equivalente a un aumento global del nivel del mar de 0,4 metros.

Ya en mayo de 2014, la revista Science publicaba un reporte en el cual se avizoraba que el Glaciar Thwaites ya había entrado en las primeras etapas de colapso, y es probable que se produzca un colapso rápido e irreversible en los próximos 200 a 1000 años. Tal como lo afirma el trabajo en la revista Science, es irreversible.

Procesos naturales

Se atribuye la actual aceleración de la pérdida de masa de hielo de la Antártida al Cambio Climático. Es claro que existen procesos a gran escala de oscilación entre períodos cálidos y fríos. Algunas de estas oscilaciones ocurren en centenares de años, otras en miles o quizás millones de años. A modo de ejemplo, la Pequeña Glaciación o Pequeña Edad de Hielo fue un período frío en el Hemisferio Norte desde aproximadamente 1550 hasta 1850 (enfriamiento menor a 1ºC), fenómeno que fue posterior a un período caluroso denominado óptimo climático medieval ocurrido desde el año 900 hasta el 1300, aproximadamente.

Captura desde 2022-09-06 22-35-16

Glaciar Exploradores – Aysén. Foto y texto: Fundación Glaciares Chilenos.

Modelados matemáticos

La NASA, en su apartado sobre Cambio Climático, menciona que durante más de 20 años han estado rastreando la topografía de la superficie global del océano. Concluye que desde 1880 el nivel del mar global ha aumentado 20 centímetros y para el 2100, se proyecta que aumente entre 30 y 122 centímetros más. Es aquí, en las proyecciones, en que entran en juego los modelados matemáticos y la subjetividad de las personas.

Un modelo matemático es una representación simplificada, a través de ecuaciones, funciones o fórmulas matemáticas, de un fenómeno o de la relación entre dos o más variables. “Sirven para intentar comprender fenómenos naturales, sociales, físicos, etc. Dependiendo del objetivo buscado y del diseño del mismo modelo, pueden servir para predecir el valor de las variables en el futuro, hacer hipótesis, evaluar los efectos de una determinada política o actividad, entre otros objetivos”, define Paula Nicole Roldán en Economipedia.

Los ancianos suelen afirmar que “las armas las carga el diablo”, quizás. Pero si así fuera, podemos aventurar que los modelos matemáticos los cargan personas con datos y objetivos propios. Es así que nos agobian con proyecciones catastróficas de crecimiento del nivel del mar global desde 13 centímetros hasta un metro con 32 centímetros, según quien cargue los datos y qué objetivo se proponga.

“Las observaciones directas se remontan a solo 30 a 40 años para la mayor parte de la Antártida occidental -concluyen los investigadores- y aunque el retroceso de la capa de hielo después del Último Máximo Glacial es en su mayoría bien limitado, los datos relacionados con los últimos 10,000 años de la historia del glaciar Thwaites son escasos. Por lo tanto, quedan lagunas sustanciales en nuestra comprensión del comportamiento de la línea de tierra en la era anterior a los satélites”.

Entonces, ¿dónde está la catástrofe?

Captura desde 2022-09-06 22-07-08

A modo de ejemplo. Simulación de aumento del nivel del mar en el Estrecho de Magallanes de un metro.

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios