Hallan un cráter por impacto de meteorito en tierra patagónica llena de leyendas y misterios

La Meseta de Somuncurá es un área protegida.

Guía de: Patagonia

Captura desde 2024-07-09 10-29-43

Foto: ECYT-AR

En la provincia de Chubut, hay una gran depresión en el terreno que semeja a un gran cráter. Geográficamente, es denominado Bajo Hondo, y geológicamente considerado como resto de una antigua erupción volcánica. Sin embargo, recientes estudios sugieren que puede ser un cráter meteorítico. Las imágenes satelitales no dejan margen de duda. No obstante, el lugar también es pródigo en historias y leyendas alimentadas por extraños símbolos y hechos inexplicables.

Un cráter de impacto en Patagonia

El geólogo Francisco Ríos, se instaló en Bajo Hondo, para testear un sensor de susceptibilidad magnética de rocas que permitiría determinar su composición mineral. En el lugar, observó que si bien es probable que la formación geológica corresponda con una caldera formada después de la actividad del centro volcánico Talagapa, que está muy cerca, los análisis mostrarían otra posibilidad.

Expresó que la estructura —en reportaje del portal Infobae— “es bastante más reciente que las rocas de la meseta, por lo que me inclino a pensar que hay muchas posibilidades de que sea un cráter de impacto”. Agregó que “El tipo de roca que forma la meseta de Somuncurá es muy similar a las rocas que podemos encontrar en Marte, la Luna o Venus y sería un caso único a nivel mundial para estudiar la formación de cráteres de impacto fuera de la Tierra”.

op

Un paisaje volcánico

El paisaje es el típico árido de meseta que ocupa la mayor parte de la Patagonia oriental. Es una altiplanicie basáltica, en la que se elevan algunos conos volcánicos, con sierras y cerros que pueden alcanzar los dos mil metros de altura. Predomina el espinoso coirón. La fauna resiste la amplitud térmica que alcanza temperaturas de 25 grados bajo cero en invierno y llegan a los 35 grados en verano. Lagartijas, chinchillones, zorros y la particular Ranita de Sumuncurá, llamada así por ser su único hábitat. Otro habitante distintivo es la mojarra desnuda, pez que al llegar a adulto absorbe sus escamas. De ahí su denominación. Completan flamencos en las lagunas, choiques, guanacos y pocas aves.

oxo

“El misterio de las piedras caminadoras”

Quien alguna vez haya estado en la extensa y árida meseta de Somuncurá, sabe de esa sensación extraña que emana del lugar. Si ha hablado con los puesteros de la zona, quizás le hayan contado sus aprehensiones hacia “las piedras caminadoras”, y las otras, “las piedras hablantes”. Algunos viejos suelen hablar también de “los pozos que respiran”. Grupos esotéricos hablan de relatos antiguos tehuelches sobre caballeros medievales cabalgando la meseta.

Dichos relatos describen hombres a caballo cubiertos de metal brillante. Estos dichos se han relacionado con el mito del Santo Grial traído a este lado del mundo por Cruzados huyendo de Europa. Mito que es alimentado por inscripciones misteriosas en determinadas piedras. También se habla de la existencia de una puerta de ingreso a un mundo subterráneo.

Lo cierto es que el origen volcánico basáltico de la planicie, y el tiempo más el insistente viento, han labrado de manera particular las piedras y permite distintas interpretaciones. “Las piedras hablantes” son una realidad. Es que si prestamos atención en silencio, el viento extrae sonidos de las formaciones pétreas que algunas personas reconocen como voces.

El famoso investigador de fenómenos no explicados, Fabio Zerpa, estuvo en la meseta documentando sobre “las piedras caminadoras”. Mostró el “traslado” por trechos y sin motivo alguno de piedras con peso estimado de 10 a 20 kilos. No observó los movimientos, pero documentó día a día los desplazamientos de entre 3 y 30 metros. Algo similar a las piedras andantes del Desierto de Atacama.

Los puesteros del lugar, dedicados a la cría de ovejas, temen a esas piedras caminadoras. Afirman que si una de ellas aparece frente a sus viviendas, alguna desgracia familiar ocurrirá pronto.

Captura desde 2024-07-09 12-57-08

Imagen de la supuesta puerta a mundos subterráneos en la Meseta de Somuncurá. Su lugar exacto no ha sido especificado.

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios