Inesperado espectáculo: Sorprenden a dos ovejas nadando un largo trecho junto a un elefante marino

Los animales nadaron más de 250 metros por un canal de Caleta Valdés, en Chubut, Argentina.

Guía de: Patagonia

Captura desde 2022-08-12 20-12-00

Fotografía: Sebastián Pérez Astutti.

“Cruzaban nadando el canal de la Caleta. Desde la espiga a la parte continental. Son más de 250 metros”, explicó el guía de turismo Astutti. Se refiere al canal principal de Caleta Valdés, provincia de Chubut, donde las inusuales ovejas nadaron más de 250 metros hasta alcanzar el continente.

La situación resulta curiosa por lo insólita. Ovejas con varios kilos de lana en el cuerpo nadando en aguas oceánicas y acompañadas de un joven elefante marino, es algo que no se ve todos los días. En primer lugar, se puede inferir que esos animales no poseen la anatomía adecuada para nadar. Patas delgadas, cuerpo grande y una masa de lana que debería impregnarse de agua, todo contribuye a que se hundan a poco de comenzar a nadar. Debe sumarse la baja temperatura del agua, algo a lo que estos animales resultan sensibles considerando los cuidados que se les aplican luego de la esquila.

Buscamos información sobre esta cualidad ovina y no encontramos referencias científicas. Sí, la palabra de una persona que afirma haber crecido en una granja que contesta la mayoría de nuestras preguntas.

¿Las ovejas pueden nadar?

Las ovejas (incluidas las ovejas cimarronas) no nadan por diversión, pero como la mayoría de los mamíferos, pueden nadar si lo necesitan. Las razones para hacerlo pueden ser: escapar de un peligro, llegar a pastos más verdes o integrarse al grupo de ovejas al que pertenece. También se señala que sus pastores o perros de pastoreo pueden impulsarlas a nadar. De hecho, existe una competencia de pastores en Turquía que consiste en cruzar un río con sus ovejas. Pero ese río es poco profundo y las ovejas hacen pie. Bien, entonces las ovejas nadan. De acuerdo a la supuesta experta en granja, Nicky (carecemos de su apellido), estas nadarían de la misma manera que lo haría un perro.

En cuanto a la relación de su lana con el agua, afirma que la oveja es impermeable a la lluvia o impregnación de agua por la riqueza de lanolina, un aceite natural que recubre sus fibras. “Mientras la lanolina todavía está en el vellón de la oveja, protege la lana de encogerse o dañarse de otro modo. Sin la protección de la lanolina, la lana está sujeta a daños por agua porque absorberá cualquier agua con la que entre en contacto”.

Aclara la experta que “Aunque el vellón de una oveja no se volverá mucho más pesado cuando se moje, aún puede causar muchos problemas para una oveja empapada. Si el clima es frío y húmedo, y las ovejas no pueden secarse, la humedad y el frío persistentes pueden causar hipotermia”. Luego menciona que “Los animales jóvenes y sanos y/o los que han sido esquilados recientemente tienen menos probabilidades de tener problemas con hipotermia después de empaparse. Ovejas muy viejas o jóvenes; aquellos que experimentan mala salud y/o aquellos en vellón pesado son mucho más propensos a sufrir de hipotermia”.

No lo sabíamos.

Un fragmento de la entrevista que le realizaran al Guía de Turismo Sebastián Pérez Astutti, donde proporciona interesantes detalles:

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios