La leyenda de la Isla de los Muertos en Aysén: Un desastre lleno de misterios y vidas perdidas

Existe una isla misteriosa en los canales patagónicos donde se levantan 33 tumbas sin nombre... conozca la leyenda.

Guía de: Patagonia

Isla de los Muertos

Imagen de la Isla de los Muertos, río Baker, Comuna de Tortel.

Treinta y tres cruces de ciprés, sin identificación, fueron encontradas en 1950 entre la espesa vegetación de una isla situada en la desembocadura del río Baker, en la Región de Aysén. El misterio que envuelve a esas tumbas sin nombre llega hasta nuestros días. Al parecer, el número de tumbas era mucho mayor, pero el río en sucesivas crecientes se habría llevado algunas de ellas. Al respecto, el salesiano Alberto Agostini mencionó haber encontrado unas ciento veinte cruces a mediados del siglo pasado y el explorador suizo – argentino Aimé Félix Tschiffel (el mismo que uniera Buenos Aires con Nueva York a caballo) contó tiempo después sólo setenta y nueve.

¿Qué pasó en la desembocadura del Baker?

Las historias que se cuentan sobre quienes eran esas personas y los motivos de sus muertes resultan terribles. Circulan distintas versiones sobre un envenenamiento masivo para robar el dinero del pago a los trabajadores o para reducir un motín. También se habla de hambruna, epidemias o algo peor… asesinato masivo para cobrar una indemnización fiscal. Algunos estudiosos, historiadores e investigadores han tratado de aportar luz sobre el tema. Según estos estudios todo indica que en el invierno de 1906, cientos de trabajadores provenientes de Chiloé fueron abandonados a su suerte por una compañía maderera.

Isla de los Muertos

Portada del libro de Mauricio Ososrio Pefaur

Coincidente con esta última presunción el antropólogo social Mauricio Osorio Pefaur, autor de la investigación “La tragedia obrera de Bajo Pisagua. Río Baker, 1906. El origen del cementerio Isla de los muertos, Comuna de Tortel, Patagonia Occidental”, editada por Ñire Negro, refiere una noticia publicada en el periódico La Cruz del Sur de Ancud, del sábado 6 de octubre de 1906:

“El jueves (4 de octubre) arribó a nuestro puerto, al mando del capitán Titus, el vapor ‘Araucanía’ (ex ‘Cambronne’) procedente de Punta Arenas. A petición de la Sociedad de Río Baker, recaló al puerto de este nombre, donde embarco 149 operarios chilotes, únicos sobrevivientes de más de 200 personas que la citada compañía enganchó, hace poco, en Chiloé, para sus faenas. De los 149 individuos que el vapor tomó a bordo, había 60 atacados de escorbuto y disentería a consecuencia del mal alimento con que tuvieron que nutrirse y que solo consistía en fréjoles, arroz, y agua de mala calidad. Momentos después de haberse efectuado el embarque murieron dos personas”.

Isla de los Muertos

Imagen de la Isla de los Muertos, río Baker, Comuna de Tortel.

Los trabajadores habrían sido parte de un plan comercial para abrir una ruta entre la Patagonia argentina y el Pacífico, a fin de sacar por allí la importante producción ganadera. Las muy malas condiciones laborales y el clima, más la no llegada del barco de suministros y falta de atención médica, habría sido la causa inicial del desastre. Lo que se acostumbraba a asignar como alimento a los peones en esa época y región era tocino, carne salada, arroz y harina. Esos productos eran fácilmente degradados por la humedad de la selva austral, además de posiblemente escasos. A las malas condiciones generales y enfermedades le habría seguido el descontento general que estallaba en riñas a cuchillo, algo habitual en esa época. Para evitar contagios, los muertos eran llevados a esa isla y enterrados sin otro trámite. Apenas una cruz de palo indicaba el lugar, tal como se hacía en aquella época.

Isla de los Muertos

Imagen de la Isla de los Muertos, río Baker, Comuna de Tortel.

Sucesos sin investigación oficial

El testimonio gráfico de la época recogido por el investigador Mauricio Osorio Pefaur ayuda a clarificar (en algo) el misterio. En primer lugar se menciona a más de doscientas personas en las que también habría mujeres y niños. Luego explica las probables causas de sus fallecimientos, epidemias simultáneas de escorbuto y disentería. Agrega luego posibles causas: deplorable alimentación y agua contaminada. Coincidente con algunas de las leyendas.

 

Más sobre Patagonia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X