Inicio » Pesca con Mosca » Equipo

A River Runs Through It, Nada es para Siempre

A mediados de la década del noventa, una película catapultó la cifra de adeptos a la pesca con mosca. Más que ser una película del tema, es una historia de una familia cuyas idiosincrasias se entremezclan con una excelentemente relatada y filmada experiencia de pesca en los ríos de Montana.

Norman Maclean (1902 – 1990), un laureado académico literario norteamericano, lanzó su más famosa novela autobiográfica muy tarde en su vida, después de cumplir 70 años, pero no por eso dejó de ser una de las novelas más apreciadas de la época. Esta historia cuenta una porción dentro de la infancia y juventud de los hermanos Maclean, en sus años viviendo en Missoula Montana, décadas antes de que esta apareciera relatada en “A River Runs Through It” (conocida en español como “Nada es Para Siempre”) y también antes de que se hiciera universalmente famosa por la película del mismo nombre.

La historia se centra en los dos hermanos Maclean, Norman y su hermano menor Paul, ambos hijos de un ministro presbiteriano con un estilo sumamente estricto en la crianza, pero quien también los inició tempranamente en la pesca con mosca. Gran parte de esta relación se evidencia en citas del libro, que también son incluidas en forma textual en la película, como las siguientes:

“En nuestra familia no existía una línea clara entre religión y pesca con mosca. Vivíamos en la confluencia de grandes ríos de Montana. Nuestro padre era un ministro presbiteriano y un pescador con mosca que ataba sus propias moscas y enseñaba a otros. Nos contó acerca de los discípulos de Cristo, que eran pescadores, y nos dejó asumir que todos los pescadores de primera clase del Mar de Galilea eran pescadores con mosca y que Juan, el favorito, era un pescador con mosca seca”.

“Como escocés y presbiteriano, mi padre creía que el hombre por naturaleza era un desastre y había caído del estado de gracia original. … Para él, todas las cosas buenas – las truchas y la salvación eterna – vienen por gracia, la gracia viene por arte, y el arte no viene fácil. … [él decía que] nadie que no supiese cómo atrapar un pez le será permitido deshonrar un pez atrapándolo.”

La Novela versus la Película

Nada es Para Siempre. A River Runs Through It. La Novela y la Película

Foto: Rodrigo Sandoval U.

La película (derecha) apareció varios años después de la novela (izquierda) y como en muchos otros casos, la historia presentada en la película hace algunas adaptaciones menores y otras no tanto, a la historia original, pero manteniendo la mística y la esencia de los personajes, acompañada con una magistral cinematografía. Valen la pena los dos: leer el libro y ver la película.

Como en muchos casos, existe la natural comparación entre la novela original y la película. Rara vez se logra equiparar ambos al mismo nivel, pero considero que éste es uno de esos raros casos.

Habiendo leído la novela y visto la película, reconozco las evidentes diferencias y licencias creativas que se tomaron al realizar el filme. Sin entrar en detalles, el elemento más evidente es el ajuste de ciertos eventos en la vida de Norman, que en la novela se mencionan como ocurridos antes de la historia relatada, mientras que en la película se hacen calzar dentro de la narrativa, como si fuesen eventos actuales. Pero estas diferencias no afectan el centro de la historia.

La producción de la película contó con varias personas que lograron sumar a su éxito rotundo. Lo primero y fundamental fue la magistral dirección de nada menos que el famoso Robert Redford, quien ha demostrado con el tiempo que su tremendo talento no se limitó a su actuación. En esta película logra un efecto tremendo al mezclar la experiencia de pesca en el río y las experiencias humanas de los personajes. El segundo fue un papel muy elogiado de un, entonces poco conocido, Brad Pitt, en el rol de Paul Maclean, uno de los personajes más controvertidos de la historia. Finalmente, aunque pocos conocen este detalle, diversos dobles, entre ellos, el reconocido Jason Borger, realizaron las escenas de pesca técnica reemplazando a los actores principales, aún cuando – según confirma el mismo Borger – varias de las escenas de pesca fueron hechas por los mismos actores, como es el caso de Tom Skerrit, en el rol del reverendo Maclean, quien en su vida real es un ávido pescador con mosca, residente en el estado de Washington.

Haciendo el doble principal de Brad Pitt en las escenas de fly casting estaba Jason Borger, un respetado experto mosquero, que en ese entonces apenas contaba con poco más de veinte años, pero que ha surgido como un reconocido referente en el medio, tanto por los aspectos técnicos de la pesca, como por sus artísticos dibujos.

Sin más que decir, los invito a ver la película (en DVD) y en especial, a leer la novela, que aparte de incluir este libro en particular, considera también otros relatos que por sí solos valen la pena.

Trailer

Una tremenda escena de pesca

Links:

Más sobre Pesca con Mosca

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X