Inicio » Pesca con Mosca » Equipo

Definiendo un equipo para Pesca con Mosca

Sólo concentrándonos en caña, carrete, y línea, existen distintos tipos y combinaciones de cada uno de estos tres elementos, adecuados para una y otra situación.
Pesca con Mosca

Foto: Rodrigo Sandoval

Caña, carrete, y línea, forman el equipo básico de un pescador.

Comenzar a pescar con mosca puede ser una experiencia realmente maravillosa, aunque posiblemente acompañada por profunda confusión al momento de tener que seleccionar la parafernalia adecuada para la actividad. Al hablar de equipo mosquero, los elementos básicos involucrados directamente son: caña, carrete, y línea, dejando de lado otros accesorios relevantes como vadeadores, botas, chaleco, etc.

Sólo concentrándonos en caña, carrete, y línea, existen distintos tipos y combinaciones de cada uno de estos tres elementos, adecuados para una y otra situación.

El Balance en el Equipo

Un equipo mosquero adecuado es aquel que logra un balance armónico en el funcionamiento de estos tres elementos básicos. La variedad de opciones en cada uno de ellos se debe a las diferentes condiciones que pueden encontrarse en las distintas situaciones de pesca posibles hoy en día. La regla sigue un orden lógico: se hace necesario definir el peso de la línea que debo usar, y por tanto la resistencia y/o rigidez de la caña requerida, adicionando la capacidad y funcionamiento del carrete propicio.

Para poder establecer una escala de referencia, que diferencie una línea de otra, así como una caña y carrete de otro, laAFTMA (American Fly Tackle Manufacturers Association) definió una nomenclatura que identifica 15 categorías (numeradas simplemente del 1 al 15) que se asocian con las características de los equipos. Esta graduación se basa en el peso de los primeros 10 metros de la línea mosquera, considerando aquellas de pequeño número AFTMA como aquellas más livianas. Entonces, según este peso, se le asigna uno de los 15 números a la línea (tomando como #1 la línea más liviana y como #15 la más pesada).

Luego, una caña adecuadamente balanceada para dicha línea utiliza el mismo número (por ejemplo, si una caña es adecuada para lanzar una línea AFTMA #5, entonces se la identifica como una caña #5, y un carrete armónico seguramente estará identificado con un rango de número AFTMA entre los que se encuentre el 5, por ejemplo, #4-5-6).

Sin embargo, el proceso selectivo no culmina ahí. Queda la decisión de cuál número AFTMA es el que debo elegir en una u otra situación de pesca. Como simple ejemplo referencial, no sería adecuado intentar una pesca de peces espada con un livianísimo equipo #3, y asimismo – aunque sería factible – una jornada de pesca en un pequeño estero no sería muy cómoda con un equipo #10.

La Combinación Adecuada según las Condiciones

Pesca con Mosca

Foto: Rodrigo Sandoval.

El número de la caña debe coincidir con el de la línea.

Eltipo de pesca que se realizará, que finalmente determina el equipo adecuado, se basa en determinar el tipo de mosca a utilizar, el largo de lanzamiento, y en algunos casos el tamaño y especies que posiblemente se capturarán.

Las posibilidades no son escasas. Se debe tener claro si la pesca incluirá mayoritariamente algunas de las delicadas truchas de la zona central de Chile (donde los lanzamientos no son largos, y las moscas usualmente incluyen ninfas de pequeños tamaños), o bien, algunas de las selectivas truchas de aquellos hermosos ríos de Neuquén, en Argentina, donde la posibilidad de imitar correctamente la eclosión es la clave del éxito (situación en la cual posiblemente haya que procurar una presentación delicada y pequeña de una mosca seca).

Quizá opción sea dedicarse a perseguir en la madrugada a los esquivos Tarpon en Florida, o en el Caribe, donde un largo lanzamiento coloca un gran streamer a la vista de uno de estos gigantes, y luego la pelea puede tornarse realmente violenta si el pez así lo quiere, o bien serán los enormes salmones que suben por algunos ríos del Sur de Chile, donde su solo tamaño es suficiente para impresionar, cosa que también se logra con grandes y llamativos patrones con que se busca engañarlos.

De todos estos parámetros, el primero a considerar es el tamaño de los patrones que se utilizarán. Esto se debe a que es la línea la que debe lanzar la mosca, y no al revés, por lo que el tamaño de la mosca incide en el peso que debe tener la línea, para poder dominarla y lanzarla a la posición requerida. Simultáneamente, la distancia que se busca lograr en los lanzamientos incide también en el peso de esta línea.

Una lista simple y que tiene sentido en forma general es la siguiente:

Si se busca pescar truchas, tanto en el centro como el sur de Chile, el equipo general más adecuado es entre un AFTMA #5 y un #6, el cual permite lanzamientos medianos y largos, con moscas de diferente talla, desde unas delicadas secas pequeñas, hasta unos más pesados streamers.

Si se busca pescar pejerreyes con mosca, es suficiente con un equipo #3 ó #4, ya que las moscas son muy pequeñas y los lanzamientos cortos. El mismo caso de pescar truchas en un arroyo cordillerano de la zona central.

Si se busca pescar en mar, desde orilla, un equipo #7 a #9 serían los más recomendables, dado que normalmente se usan grandes moscas y largos lanzamientos.

Cuando se persiguen los enormes salmones, lanzando grandes y pesadas moscas, también un equipo #8 a #10 es la solución.

Estos son sólo algunos ejemplos de las posibilidades, pero gracias a la numeración de la AFTMA, definida como estándar, es posible armar un equipo balanceado sin mayor dificultad.

¿Ud. está buscando su primer equipo para pescar en Chile? Sin duda, le recomiendo un equipo AFTMA #6.

Más sobre Pesca con Mosca

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X