Inicio » Pesca con Mosca » Equipo

Moscas secas, una técnica más que apreciada por los pescadores

Se dice que es la más espectacular de las posibilidades en un río o lago. El atractivo se centra en el diseño de estas moscas, pero por sobre todo, en la posibilidad de observar una trucha en acción.

La clasificación general de moscas para la pesca, que incluye las ninfas, los streamers, las moscas húmedas y, por supuesto, las moscas secas, se basa en la forma general de los patrones de imitación, y cómo éstos se presentan en el agua. Particularmente, las moscas secas son aquellas que se hacen flotar en la superficie, imitando todos aquellos insectos que pueden caer en el agua o se posan sobre ella.

Pesca con Mosca

Foto: Rodrigo Sandoval

Un clásico dentro de la caja de moscas secas: la “Humpy”.

Para muchos, la pesca con mosca seca es una de las técnicas más fáciles de adoptar, precisamente porque involucra un factor visual. Aunque dependiendo de las circunstancias particulares, no necesariamente la más efectiva. Esto se debe, una vez más, a las costumbres alimenticias de los peces.

A pesar de que algunos estudiosos hablan de que las truchas se alimentan más del 70% del tiempo bajo el agua, creo que la realidad dice algo como que las truchas se concentran en el alimento más frecuente, que muchas veces consiste en organismos bajo el agua. Pero aún así hay ocasiones en que los insectos efectivamente se encuentran en la superficie y otras ocasiones en que las truchas están dispuestas a aprovechar oportunidades de pesca en superficie, aunque no refleje la abundancia de comida en ese momento.

Por ello, la creatividad de los atadores de moscas ha optado por dos grandes corrientes en los diseños de patrones de moscas secas: las de imitación y las de atracción.

Imitando insectos sobre el agua

Hay una gran diversidad de especies de insectos que pueden encontrarse sobre el agua en algún momento. Aquí me refiero principalmente a los insectos de desarrollo acuático, como las Mayflies, Caddis, Stoneflies, los mosquitos y otros, que al llegar el momento de eclosionar, salen del agua con sus alas listas para estrenar y luego de unos instantes salen volando – a menos que un pez los ataque primero. Luego, cuando ya se han apareado, vuelven al agua a depositar los huevos, dando así una segunda oportunidad a los peces.

Pesca con Mosca

Foto: Rodrigo Sandoval

Uno de los patrones más populares de moscas secas de imitación: La “Elk Hair Caddis”, que imita adultos de Caddis.

Estas condiciones naturales han sido aprovechadas desde los comienzos de la pesca con mosca y es así como hoy existen diferentes diseños que imitan a estos insectos con un foco en el impresionismo, más que en el realismo. Esto se debe a que los peces reconocen ciertas características anatómicas generales, pero no se fijan en un detalle científico de los insectos.

Moscas de nombres como la “Adams”, “Elk Hair Caddis”, “Light Cahill”, “Griffith’s Gnat”, “Blue Wing Olive”, “Goddard Caddis”, y una gran diversidad de otros nombres, son los que adornan las cajas de mosqueros modernos, prácticamente en todo el mundo.

A estos patrones, se suman algunas imitaciones de otros tipos de insectos, que no se desarrollan acuáticamente, pero que finalmente llegan al agua por accidente, ya sea cayéndose de los árboles cercanos a la orilla, o por una ráfaga de viento lo suficientemente potente. Tal es el caso de insectos terrestres como los saltamontes, las hormigas, y los escarabajos, motivando la creación de patrones como “Parachute Hopper”, “Dave’s Hopper”, “Madame X”, y otros.

Llamando la atención

Pesca con Mosca

Foto: Rodrigo Sandoval

Una imitación muy creativa y llamativa de saltamontes: “Dave’s Hopper”.

En el otro lado de la moneda existen patrones de moscas secas que no buscan imitar insectos con tanta precisión, sino que se basan en el espíritu oportunista y agresivo de varias especies de peces, particularmente las truchas, de modo de mostrar un perfil con “forma de bicho”, pero sin imitar uno en particular. En este grupo de moscas, llamadas “patrones de atracción”, aparecen varios otros diseños, que ya tienen décadas de tradición y éxito, entre los que se incluyen: “Royal Wulff”, “Humpy”, “Stimulator”, y más recientemente la “Chernobyl Ant”, de gran tamaño y excelente reputación en prácticamente todas las latitudes.

Finalmente, la elección del patrón adecuado dependerá de la observación de las condiciones de las aguas, si hay o no actividad, y si la presencia de los peces promete la oportunidad de que uno de ellos decida subir desde las profundidades a atacar nuestra imitación, presentada delicadamente en la superficie. Esa imagen, vale más que todas las explicaciones.

Suerte y buena pesca.

Más sobre Pesca con Mosca

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X