Inicio » Pilates » Equipo

¿Música en las clases de Pilates?

Las investigaciones han demostrado que la música supera a todas las otras formas de arte en la producción de una respuesta dinámica en el sistema nervioso central, pero ¿conviene usarla en Pilates?

Por lo general, la música no es un componente obligatorio en las clases de Pilates. ¿Por qué? Porque ya a es bastante difícil hacer la primera conexión cuerpo-mente con una distracción como sería, en este caso, la música. Cuando las personas comienzan por primera vez sus clases, deben escuchar y entender las instrucciones. El foco está puesto en el control de la respiración, la alineación, la estabilidad y mantenimiento de una columna en posición neutra, y no en el ritmo y menos en la letra de una canción.

Las investigaciones han demostrado que la música supera a todas las otras formas de arte en la producción de una respuesta dinámica en el sistema nervioso central. Tomando en cuenta el lugar actual que tiene Pilates y el espíritu del movimiento mismo, ¿la música puede ayudar a los participantes a conectarse en un nivel más profundo de su respiración, alineación y la predisposición?.

pilates-musica

Foto: El Mercurio

Para una clase de Pilates, una música que te relaje y concentre seria óptimo.

Algunos profesores están utilizando la música en clases de Pilates, incluyendo reformer, colchoneta, círculo mágico, balón y sesiones privadas. La música como medio de relajación es un tema común.

“Puedo usar música de fondo durante clases de suelo, pero no para mantener el ritmo”, dijo una profesora el otro día en un encuentro de instructoras en el que participé. Por lo general, la música debiera llevarte a un cierto nivel de concentración, pero no en demasía; de lo contrario se pierde la energía y se transforma en una meditación. La música debiera aportarle calidad energética a la clase, así podemos sentirnos mas concentradas.

La clave del éxito es la Coreografía

La introducción de la música para una clase de Pilates trae inevitablemente a la palestra la pregunta de hacer o no una coreografía a los movimientos.

Esto dependerá de la naturaleza de la sesión, de los participantes y de la meta. En mi observación y  experiencia, los clientes realizan los ejercicios más correctamente en términos de la biomecánica cuando tienen la oportunidad de avanzar a un ritmo que permita una cierta variación individual.

Aunque los participantes en una clase de reformer se mueven juntos en respuesta a estímulos verbales, las variaciones individuales de tiempo son permitidas y son esperadas, dadas las diferencias en el aprendizaje motor, su flexibilidad, fuerza y coordinación.

Marcelo, un amigo coreógrafo, ha enseñado secuencias musicales por casi 15 años, por lo que coreografiar las secuencias de Pilates fue una transición lógica. El nos enseñó una secuencia usando una prensa de piernas doble durante el calentamiento. (la música usada es “Cavatina” de grupo Hapa, una banda de música instrumental originaria de Hawai).

“Esta secuencia es muy similar a una clase de ballet”, dice Marcelo. “Es muy coreografiado y se establece de acuerdo al ritmo y coro de la música”.

Personalmente, pienso que la música no es lo principal en las clases de Pilates pero sí una música que te relaje y concentre sería óptimo. Algunos  instructores no se sienten demasiado cómodos con la idea de utilizar música en las clases de Pilates. Ahora, yo no usaría música si los alumnos no tienen idea acerca de los principios de mente-cuerpo de Pilates. Sólo con estos conceptos incorporados en nuestro programa de entrenamientos, se puede agregar este nuevo elemento para mejorar la experiencia. Es una tarea de gran esfuerzo, en un principio, lograr el control de la mente.

Más sobre Pilates

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X