Inicio » Pilates » Equipo

¿Son importantes los músculos pélvicos para las mujeres?

Una de las bases del método Pilates es fortalecer y reconocer nuestro piso pélvico. A veces no le damos importancia a estos músculos, pero de verdad que te ayudarán lo largo de tu vida.

Primero contaré qué es el piso pélvico, una palabra a que muchos no estamos acostumbrados a escuchar pero de verdad que es muy relevante en la vida de nosotras las mujeres.

El piso pélvico es un conjunto de músculos que cierra la cavidad abdominal en su parte inferior. Este grupo muscular se asemeja a una hamaca que sostiene en posición correcta cada uno de los órganos de la parte baja del abdomen. (vejiga, útero y recto, en el caso de la mujer).

Musculos pélvicos

Foto: Sao Paulo Fashion Week

El piso pélvico es un conjunto de músculos que cierra la cavidad abdominal en su parte inferior.

Esta musculatura lamentablemente se relaja en ciertas etapas, averiguando con una fisioterapeuta me comentaba esto: “En el Embarazo y postparto la musculatura del Suelo Pélvico es la más perjudicada durante un parto vaginal, se encuentra en el paso de salida de la cabeza del bebé”. En la menopausia, debido a los cambios hormonales, y en el período postmenopáusico, se ve reflejado en incontinencia urinaria, asociadas a la falta de sensibilidad, etc.

Existen hábitos diarios que aumentan la presión intrabdominal y debilitan la musculatura del suelo pélvico como actividades deportivas en las que se produzca impacto como el aerobic o el running o rutinas diarias como la carga de pesos pueden debilitar nuestra musculatura pélvica, si no está suficientemente tonificada.

Técnicas como los ejercicios de Kegel ayudan a preparar la zona para tener un mejor parto y una mejor recuperación postparto.

Aquí cuatro ejercicios más para fortalecer esta parte de nuestro cuerpo a través de sencillos movimientos y la ayuda de un balón suizo (pelota grande):

1) Acostadas sobre una colchoneta, movemos la cadera hacia adelante y atrás tal como si fuera un péndulo y relajaremos esfínteres en el movimiento de anteversión (cola hacia atrás) y contraeremos esfínteres en el movimiento de retroversión (acercar pubis hacia el abdomen).

2) En un segundo ejercicio podremos, mediante la utilización de un balón suizo (pelota grande), sentarnos sobre la pelota con las manos bajo la cadera para realizar un movimiento lateral que cambie el soporte del peso de un lado a otro. Asimismo, de igual manera que el ejercicio anterior, podemos realizar el movimiento hacia adelante y atrás.

3) Podemos efectuar un tercer ejercicio al sentarnos sobre un balón, con los abdominales contraídos, separando y juntando las rodillas mientras mantenemos los pies unidos para activar la musculatura del suelo pélvico.

4) Acostados boca arriba realizar el ejercicio del Puente. Piernas flexionadas, pies apoyados en la colchoneta, manos a la altura de la cadera en la colchoneta, inhala y al exhalar contraigo abdominales acerco el pubis a las cotillas y elevo cadera, (quedando alineada cadera, rodillas y hombros) mantengo la posición inhalando y bajando vértebra por  vértebra exhalo hasta quedar apoyando el sacro en la colchoneta. Repetir esto 8 veces.

Más sobre Pilates

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X