Inicio » Pilates » Equipo

Tipos de masajes y su aporte a la relajación

El poder que tiene el masaje es único. Utilizar apropiadamente el tacto sobre nuestros músculos adoloridos actúa como una terapia sedante que nos ayudará a liberar nuestras tensiones y reducirá considerablemente nuestra ansiedad.

Así como la práctica del Pilates y el Yoga pueden contribuir a mejorar notablemente nuestras vidas, es importante conocer más técnicas que pueden dar excelentes resultados.

Masajes

Foto: Carla Dannemann, El Mercurio

El masaje de relajación sirve para liberar la tensión acumulada en el cuerpo.

Otra de las técnicas muy efectivas para controlar el stress y mantener nuestro cuerpo relajado es la técnica del masaje.

El poder que tiene el masaje es único. Utilizar apropiadamente el tacto sobre nuestros músculos adoloridos actúa como una terapia sedante que nos ayudará a liberar nuestras tensiones y reducirá considerablemente nuestra ansiedad.

En la actualidad existen muchos tipos de masajes, sin embargo, destaco en este artículo sólo cuatro de ellos con los cuales he tenido experiencia y me parecen una buena alternativa a la hora de relajar nuestro estado físico, mental y emocional.

Masaje de relajación: Uno de los más populares y utilizados es el Masaje de relajación. La intención principal de este masaje es proporcionar al cuerpo un estado de tranquilidad  y descanso mediante movimientos lentos con presión firme y progresiva sobre los puntos de tensión (nudos) o sobre las zonas de mayor contractura. Este masaje actúa descargando la tensión acumulada favoreciendo la circulación, armonizando nuestro sistema nervioso y por lo tanto calmando y despejando nuestro estado mental. Puede ser aplicado con diferentes productos como aceites, cremas, esencias, etc…, siempre en un ambiente cálido y de mucha tranquilidad.

Masaje shiatsu: Otro de los masajes conocidos  y de gran efectividad es el Masaje shiatsu.

Shiatsu significa presión con los dedos y se basa en la acupuntura o en la acupresión. A causa de diferentes problemas emocionales y stress en general, el flujo de la energía en nuestro cuerpo puede obstruirse, este masaje ayuda a relajar los músculos y a abrir esos canales de energía, que al ser descomprimidos permitirán que la energía vuelva a fluir libremente evitando enfermedades físicas y emocionales. Puede ser aplicado de diferentes maneras principalmente con los dedos, pero también es posible utilizar otras zonas del cuerpo como palmas, antebrazos, codos, rodillas y pies.

Masaje gestáltico: Existe también, aunque no es de los más conocidos, el Masaje gestáltico que tiene su raíz en la terapia Gestalt. Es un masaje de tipo holístico que trabaja tanto a un nivel físico como emocional. Este masaje es muy revelador y está enfocado a la conciencia corporal y al contacto profundo con nuestra emoción. Es recomendado para quienes quieran adquirir conciencia y encuadre sobre problemas emocionales que perturban el estado mental y corporal. Esto se logra con la guía específica de un profesional que aplicará la técnica a través de la combinación de movimientos cortos unidos a movimientos largos, movimientos fluidos que envuelven todo el cuerpo, aumentando de esta forma la conciencia corporal, la respiración consciente, y la capacidad de permanecer en el presente (el aquí y el ahora).

Acupuntura

Foto: Claudio Vera, El Mercurio

La acupuntura es uno de los tipos de masaje shiatsu que existen.

Masaje chua ka: Por último uno de los masajes más potentes y el que más recomiendo es el Masaje chua ka. Este masaje proviene de una práctica en Mongolia donde antiguamente era aplicado para que los guerreros combatieran sin temor. Su significado es movimiento de la energía vital y se realiza sobre 27 zonas específicas del cuerpo donde acumulamos temor, miedo e inseguridad. Cuando una persona tiene miedo, el músculo se contrae y se adhiere al hueso. El masaje trabaja sobre los tejidos finos con posiciones exactas de la mano y el dedo transmitiendo energía y calor al hueso. De esta manera permite liberar las tensiones en la piel, músculos y huesos, además del miedo retenido, provocando en nuestro cuerpo una gran sensación de calma y tranquilidad.

El masaje como técnica de relajación actúa sobre los sistemas que controlan la presión arterial, el ritmo cardíaco, la digestión y la respiración, contribuyendo enormemente en la mejoría de la salud. Sin embargo, no es recomendable recibir masaje en zonas inflamadas, fracturadas o con hematomas, ni tampoco sobre estómago, piernas y pies en mujeres  embarazadas durante los primeros tres meses de gestación.

Masajear suavemente nuestro cuerpo también estimulará las terminaciones nerviosas de la piel, provocando que el cerebro libere endorfinas (analgésicos naturales que producen sensaciones placenteras), transformando a esta técnica en una de las más requeridas en la actualidad a la hora de combatir el stress y enfrentar de mejor manera nuestra rutina diaria.

Más sobre Pilates

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X