Inicio » Postres »

Kuchen de manzana y damasco: dulce ideal para disfrutar en buena compañía

Es suave, húmedo y fresco.

Guía de: Postres

Para tardes de frío al lado de la estufa y junto a una rica infusión.

Es suave, húmedo, fresco y dulce ideal para disfrutar en buena compañía.

Kuchen-de-manzana

Ingredientes

  • Para esta receta es necesario tener un molde aro 30 cm y cuchara de palo
  • 1 receta de masa base para tartas de guioteca.com
  • 600 gramos de manzanas verdes
  • Jugo de un limón
  • 350 gramos de mermelada de damasco
  • Canela molida

Tiempos

  • Elaboración masa: 5 minutos
  • Armado tarta: 10 minutos
  • Horneado: 25 minutos
  • Enfriado: 20 minutos

Preparación

  • Ablandar la mantequilla dentro de un bowl con la ayuda de una cuchara de palo si es necesario después agregar la harina y la azúcar flor, mezclar sólo con la punta de los dedos, no se debe amasar ya que es necesario que sea una masa elástica.
  • Una vez que se haya formado la masa y esté uniforme, dejar reposar en el refrigerador por 10 minutos.
  • Enmantequillar y enharinar el molde.
  • Sacar del refrigerador y estirar la masa dentro del mismo molde, no debe quedar de más de 0,3 centímetros de espesor.
  • Lavar, desinfectar, pelar y cortar en láminas de medio centímetro las manzanas. Macerar las láminas de manzana con el jugo de limón y la canela, mezclar para ayudar en el proceso.  Disponer las manzanas maceradas en forma ordenada sobre la masa sin cocer.
  • Una vez que todas estén esparcidas sobre la masa verter la mermelada arriba de las manzanas.
  • Llevar a cocer a un horno precalentado a 200ºC por 25 minutos.
  • Sacar del horno cuando transcurra el tiempo y esté dorado.
  • Dejar enfriar fuera del horno.

Datos importantes

  • La masa no necesita pre cocción y tampoco las manzanas.
  • La masa debe quedar delgada ya que en esta preparación la masa pasa a ser solo una contención para las manzanas y no una parte tan importante.
  • Al sacar el kuchen del horno una vez trascurrido el tiempo de cocción parecerá que la masa aún está cruda y muy blanda, esto se produce porque ha absorbido parte del jugo de las manzanas. Una vez que se enfríe estará más firme.
  • Si al transcurrir los 25 minutos aún no está dorado el kuchen lo más recomendable es acercar un poco el mismo al calor del horno y aumentar un poco la temperatura, esto debe hacerse con cuidado y por poco tiempo ya que se puede quemar. Siempre que se haga este proceso de dorado hay que estar atento a lo que suceda dentro del horno.

 

Más sobre Postres

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X