¿Cómo evaluar el año que se acaba?

Dejamos el 2011 y olvidamos darnos el tiempo para evaluar, esto es: reflexionar, agradecer, perdonar y despedir todo lo que trajo el año consigo.

En el caos de la vida moderna estamos acostumbrados a vivir los procesos de manera acelerada y caótica, tanto es así que a veces nos empeñamos en concentrarnos  en el “hacer” olvidando “para qué” realizamos las cosas, dándonos  escaso  tiempo para evaluar, aprender de los errores y ver posibles mejoras  para seguir adelante con nuevos aprendizajes.  Frente a este escenario  el último día del año se presenta como el momento ideal para realizar una introspección.

Año Nuevo

Imagen: El Mercurio

Un excelente ejercicio de evaluación del año es escribir en una hoja todos los hechos significativos ocurridos durante el 2011 y luego en una columna al lado reflexionar: ¿Qué responsabilidad tengo en estos hechos?, no olvidemos que somos responsables de todas nuestras experiencias,  los hechos pueden ocurrir, pero la manera en que los interpretamos es una elección que podemos modificar. Una ruptura matrimonial puede significar para una persona una liberación, mientras que para otra una catástrofe, las dos personas vivieron un hecho similar pero lo  interpretan de manera totalmente distinta.

Lo importante  es darse cuenta que tenemos la capacidad de interpretar la realidad de la manera que mejor nos parezca, no existen hechos buenos ni malos, cada persona le da esa cualidad. Por ello el ejercicio siguiente es reflexionar y anotar las cosas positivas de los hechos que nos causaron dolor y asimismo ver  las cosas negativas de los hechos  que nos causaron alegría. ¿Para qué hacer esto? Es un ejercicio que nos ayuda a ver que todo tiene luz y sombra, nada de los que nos ocurre en 100% bueno o malo, abrir paso a la flexibilidad que es uno de los componentes de la felicidad.

El tercer paso del ejercicio es agradecer los aprendizajes que nos trajo este año y perdonar los dolores que nos causaron y que causamos tanto a los demás como a nosotros mismos.

Espero que el año 2012 sea un año de mayor conciencia, paz y felicidad para cada uno de Ustedes.

¡Que tengan Felices Fiestas!

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X