¿Cómo recuperar energía en fin de año?

Es natural que a fin de año las energías comiencen a decaer, sumado al ajetreo propio de estas fechas. Aquí algunos consejos para aprovechar al máximo lo que va quedando del 2011.

Estamos entrando en  la última etapa del año y como es natural las energías comienzan a decaer,  se acercan los cierres,  las fiestas de fin de año y el ajetreo propio de estas fechas traen consigo más de alguna preocupación. Aquí algunos consejos para aprovechar al máximo lo que va quedando del  2011.

Recuperar energía

Foto: Alex Valdés

Lo primero y lo más importante cuando se está agotado es escucharse.

Según mi experiencia, lo primero y lo más importante cuando se está agotado es escucharse, esto es  tomar atención a las cosas, personas  o situaciones que nos debilitan  en el día a día. Identificar estos factores e intentar abstraernos de ellos para que no nos afecten de la manera que lo hacen. Esto se puede lograr reflexionando sobre el peso real que tiene esa persona o relación para mí y decidir cuánto poder quiero darle a esa situación o relación. Nos sucede  a menudo que decimos: “ese comentario me arruinó el día” pasando por alto que depende de nosotros cuánta importancia le demos a esas situaciones para que tengan la capacidad de afectarnos, ver realmente a qué quiero darle importancia y a qué no.

Lo segundo es ocuparse más que preocuparse,  mantenerse en el presente realizando las cosas que debo hacer hoy  y no pensar demasiado en lo que tengo que hacer en el futuro. Una buena ayuda para esto es tomar lápiz y papel y planificar, escribir las metas que quiero alcanzar, tareas a realizar hasta fin de año y poner fechas, una vez que estas queden bien definidas  volver a la acción. Es muy importante no desperdiciar  tiempo pensando en lo que se viene por delante, ya que esos pensamientos muchas veces colaboran a que nos sintamos angustiados y desalentados,  causándonos  la sensación de que todavía queda un largo camino por recorrer.

Un tercer consejo es darse pausas, aprovechar cada momento para darse un recreo, sacarle el jugo al tiempo muerto, a las esperas, los tacos, ocupar estos instantes para  echar a volar la imaginación , pensar en cosas agradables o simplemente respirar hondo y descansar ,  lograr desconectarse del tedio de la rutina. En nuestro tiempo libre  hacer lo que realmente disfrutamos,  buscar cosas novedosas y diferentes para hacer y conocer en los momentos de ocio, abrirle paso a la creatividad que tenemos dentro y  que es el mejor antídoto para el desánimo y el cansancio.

Por último y no por eso menos importante, mantenernos positivos frente al futuro,  agradecer y recibir los desafíos que diariamente se nos presentan con alegría y optimismo tomando conciencia que todos los días son un regalo y una invitación para ser mejores. Si nos enfocamos en cada día paso a paso,  evitaremos sentirnos agotados y estaremos más dispuestos a cerrar el año 2011 como se lo merece.

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X