¿Cómo saber si padeces estrés crónico y cuáles son las consecuencias para nuestro organismo?

Cada día es más común escuchar a los adultos y jóvenes hablar de que están estresados.

Guía de: Psicología y Tendencias

Cada día es más común escuchar a los adultos y jóvenes hablar de que están estresados. En el caso de los jóvenes, debido a la carga académica de la universidad o los últimos años de enseñanza media, a que no saben qué hacer con su futuro, etc.

En el caso de los adultos en edad de trabajo, por las deudas y el coste de vida en la mayoría de los países, las condiciones laborales o a las relaciones con sus jefes y la falta de trabajo, entre otros.

Incluso, y lamentablemente, también se habla muy seguido de el estrés infantil en niños pequeños que, si bien no son capaces de expresar con palabras que “están estresados”, presentan sintomatología que los médicos o psicólogos asocian a una época de estrés, como puede ser caída de pelo, problemas de sueño, irritabilidad, etc.

Estamos tan acostumbrados a oírnos y escuchar a los demás decir que sufren estrés que se ha vuelto algo común, pero no por eso debemos considerarlo algo saludable, ya que esto significa un desgaste energético importante para nuestra mente y cuerpo que puede terminar pasándonos la cuenta.

Por esto es importante preguntarnos: ¿padecemos estrés crónico?

combatir-estres

El estrés, se define de acuerdo a la Asociación Estadounidense de Psicología (APA), como una sensación de agobio y preocupación, que nos hace sentir agotados.

A veces el estrés puede ser positivo. Por ejemplo, cuando tenemos la fecha de entrega de un material en el trabajo o un examen importante en la escuela ya que nos da el empuje, nos moviliza a ocuparnos de esos eventos importantes.

Sin embargo, existe un estrés excesivo, el que es crónico, que es constante y perdurable sobre largos periodos de tiempo. Y esto puede ser causado por pequeñas situaciones estresantes que vivimos día a día, las que no manejamos adecuadamente o debido a algún suceso traumático.

Lo preocupante es que, según describe dicha asociación, no solo nos acarrea problemas como insomnio, dolores musculares o ansiedad, también puede afectar nuestro sistema inmune haciéndonos más propensos a la depresión y obesidad. Sus investigaciones han arrojado como resultado que existe relación entre el estrés crónico y la adicción a sustancias.

Del mismo modo, una publicación de la Universidad de Florida, del doctor en psicología Manolette Moscoso, plantea que está científicamente establecido que el impacto negativo del estrés crónico en nuestro organismo propicia el desarrollo de enfermedades como: artritis, hipertensión, diabetes, asma y cáncer.

estres

Por esto es importante tomar medidas que contrarresten el daño que el estrés crónico provoca en nuestro organismo.

Para esto, la misma publicación de la Universidad de Florida nos dice que lo más importante es adoptar conductas que promuevan la vida saludable.

Quizás hay variables de tu vida que no puedes cambiar, que no están en tus manos como encontrar un buen trabajo por lo que no podrás quitarte las preocupaciones que te hacen sentir estresado, pero seguro que puedes adoptar algunas conductas saludables en tu vida que mermarán el daño que esto pueda provocarle a tu salud física y mental.

Aunque seguro que ya lo has leído y escuchado anteriormente, de acuerdo a la Asociación Estadounidense de Psicología y el estudio citado, el ejercicio físico moderado y con un mínimo de tres veces por semana es una forma de relajarte y mejorar tu estilo de vida. Si no es lo tuyo, al menos una caminata de 30 minutos todos los días aliviará la carga de estrés que puede que actualmente lleves contigo.

Asimismo, llevar una alimentación saludable es una forma de cuidarte y por último, realizar actividades de relajación como yoga.

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios