¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo (TOC)?

En el trastorno obsesivo compulsivo tenemos repeticiones que son respuestas a pensamientos intrusivos.

Guía de: Psicología y Tendencias

El trastorno obsesivo compulsivo ha sido llevado a la pantalla grande en diferentes películas, como recientemente en la comedia de Netflix TOC TOC o en el personaje de Hanna en la serie Girls, entre otros.

Pero la verdad es que muchas veces los síntomas obsesivos compulsivos no son tan caricaturescos, además de ser muy desagradables e indeseados para quienes lo padecen.

En el trastorno obsesivo compulsivo tenemos repeticiones que son respuestas a pensamientos intrusivos, en los cuales no podemos dejar de pensar hasta darles solución mediante acciones repetitivas. Por ejemplo, volver ocho veces a cerrar la puerta por tener el estrés a pensar que la dejé abierta.

De este modo, la única manera de calmar esa ansiedad es repetir este ritual. Debemos diferenciarlo con el trastorno de personalidad obsesivo compulsivo. Debido al excesivo perfeccionismo y la necesidad de control realizamos estas acciones, pero no lo vivimos como un problema. Es decir, en el caso del trastorno de personalidad, volver en reiteradas ocasiones a asegurarnos que la puerta del hogar quedó bien cerrada no se ve como algo negativo.

En general, para la realización de investigaciones en cuanto al TOC, se han separado a las personas en dos grupos de acuerdo a sus síntomas.

Por un parte, los lavadores, quienes tienen obsesiones en cuanto a la limpieza, y los chequeadores, quienes deben confirmar constantemente que dejaron todo como lo desean.

Trastorno-obsesivo-compulsivo-TOC

De acuerdo a distintos estudios, son estos últimos quienes presentarían mayores dificultades a nivel cognitivo. Un análisis realizado durante 2018 por Brangon, Gibb & Coles demostró que son personas más cuadradas y que necesitan en general tener todo más ordenado. Quienes necesitaban tener más simetría y orden dentro de este trastorno mostraban menos calidad en su atención y memoria.

Por esto, es importante comprender que quienes padecen este tipo de sintomatología y trastorno no lo pasan bien ni tienen el control sobre estas conductas. Les produce malestar, sufrimiento y debe ser trabajado en terapia.

A modo de empatizar y reflexionar en torno a lo que padecen las personas que sufren estas dificultades, te dejamos el link de un  poema que se hizo viral escrito por Neil Hilborn, poeta estadounidense, quien padece este trastorno y habla sobre su relación amorosa y desamor padeciendo TOC.

Además, un extracto del escrito:

“La primera vez que la vi…

Todo en mi cabeza se silenció

Todos los tics, las imágenes constantes desaparecieron.

Cuando tienes trastorno obsesivo compulsivo en realidad no tienes momentos callados.

Inclusive en la cama estoy pensando:

¿Cerré las puertas? Sí

¿Me lavé las manos? Sí

¿Cerré las puertas? Sí

¿Me lavé las manos? Sí

Pero cuando la vi, la única cosa en la que pude pensar fue en la curva de la horquilla de sus labios.

O la pestaña en su mejilla–

La pestaña en su mejilla–

La pestaña en su mejilla.

Sabía que debía hablar con ella

La invité a salir seis veces en treinta segundos.

Ella dijo que sí después de la tercera,

pero ninguna de las veces que pregunté se sintió bien así que tenía que seguir haciéndolo.

En nuestra primera cita,

pasé más tiempo organizando mi comida por colores de lo que pasé comiéndola o hablando con ella.

Pero le encantó.

Le encantaba que tuviera que besarla para despedirme 16 veces, o 24 si era miércoles.

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios