Síndrome de Burnout y estrés laboral: ¿Cómo protegerse de estos temidos males?

Un entorno negativo para desarrollarse laboralmente puede generar problemas emocionales y físicos.

Guía de: Psicología y Tendencias

Si bien la Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca que tener un buen trabajo beneficia la salud mental, también menciona que un entorno negativo para desarrollarse laboralmente puede generar problemas emocionales y físicos.

Para la OMS, las enfermedades laborales como la depresión y la ansiedad cuestan a la economía mundial US$ 1 billón en pérdidas, debido a la baja productividad que provoca en los trabajadores.

Estrés

El llamado Síndrome de Burnout (el Síndrome de quemarse en el trabajo) se produce como una respuesta al estrés laboral crónico. Esto se produciría debido a demandas excesivas y falta de valoración del puesto, lo que provoca ansiedad, baja autoestima e irritabilidad.

Cuando este padecimiento se mantiene en el tiempo, junto con otros factores de riesgos sociales, es que se produce el Síndrome de Burnout. Entre sus síntomas, se encuentran la pérdida del autoestima y la ausencia de expectativas de mejora del lugar de trabajo, lo que solo puede modificarse yéndose a otra empresa o compañía.

Algunos factores laborales que propician el Síndrome son:

-Horarios de trabajo excesivos con altos niveles de exigencia, donde además mantener este gasto de energía es valorado positivamente.

-Factores organizacionales que dificulten la realización de las labores del trabajador como la falta de recursos.

-Bajo nivel de desafíos y autonomía en las labores diarias.

estres-laboral-oms

-Poca o nula retroalimentación de los resultados de la labor realizada, así como apoyo de los compañeros de trabajo.

-En los casos donde el trabajo se desempeña en trato directo con clientes, las situaciones de falta de control o incertidumbre.

Según la OMS, algunas medidas para proteger y promover la salud mental de los trabajadores son:

-Ofrecer a los empleados programas de desarrollo profesional.

-Aplicar y hacer cumplir practicas de seguridad y protección de la salud que permitan detectar a tiempo el estrés patológico.

-Informar a los trabajadores que se puede pedir ayuda.

Buen Ambiente Laboral

-Promover la participación de los trabajadores y en el caso de las jefaturas escuchar las opiniones e ideas de sus colaboradores en las decisiones.

-Desarrollar prácticas que promuevan un equilibrio saludable entre la vida personal y laboral con medidas cotidianas como por ejemplo, no normalizar la realización de exceso de horas extras.

Si bien el estrés laboral y Síndrome de Burnout generan pérdidas monetarias para las empresas y economía mundial, el factor más importante es cómo esto merma la salud mental de los trabajadores. Por esta razón, es importante realizar pequeñas acciones cotidianas que contribuyan a combatirlo. Los incentivos no monetarios, reconocimientos o actividades de esparcimiento pueden mitigar los efectos del estrés en el trabajo.

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X