Viktor Frankl y su búsqueda de sentido: Una historia marcada por el dolor del Holocausto

¿Te has preguntado cuál es el sentido de tu vida? Pues bien, Viktor Frankl se lo preguntó por primera vez en medio del campo de concentración. Si te interesa saber más de su vida y obra, lee el siguiente artículo.

Guía de: Psicología y Tendencias

frankl, viktor e

Viktor Frankl nació el 26 de marzo de 1905, en Viena, Austria; en el seno de una familia judía. Se dice que, desde joven, mientras estudiaba, participó en varias organizaciones juveniles socialistas. Estudió en la Universidad de Viena, donde se doctoró en Medicina y Filosofía; especializándose en Neurología y Psiquiatría. Trabajó en el Hospital General de Viena, el Hospital Rothschild y de forma privada.

En 1941, se casó con Tilly Grosser y, al año siguiente -en plena II Guerra Mundial- es deportado a un campo de concentración. Durante tres años, estuvo internado en Auschwitz, Dahau y otros campos; intentando sobrevivir. Lo logra ayudando a sostener la salud física y mental de sus compañeros prisioneros y buscando nuevos sentidos a su existencia. Sin embargo, el resto de su familia no fue tan afortunada.

marcha-de-la-vida-86

Viktor Frankl es liberado en abril de 1945 por el ejército norteamericano y regresa a Viena para escribir “El hombre en busca de sentido”; libro en que describe la vida del prisionero desde su perspectiva. Todo este trabajo deriva en su teoría terapéutica: La Logoterapia.

En las décadas posteriores, emprende muchos viajes por el mundo impartiendo conferencias y recibe, de innumerables universidades de todo el mundo, el título de doctor honoris causa; además de muchos otros premios. En su vida, escribe un total de treinta y dos libros que han sido traducidos en veintinueve idiomas.

Viktor Frankl fallece en 1997, en Viena dejando el legado de una experiencia de vida que le lleva a descubrir la asombrosa capacidad del ser humano de trascender sus dificultades y descubrir una verdad orientadora.

Según Frankl, la búsqueda del hombre del sentido de su vida constituye una fuerza primaria. El sentido sería algo único y específico; por ello, cada uno debe encontrar el propio. De esta forma, y sólo así, el hombre alcanzaría un fin que satisficiera su propia voluntad de sentido. Para el autor, el hombre es capaz de vivir e incluso morir por sus ideales y valores.

En este contexto, también puede darse cierta frustración existencial; cuadro que cursaría como una neurosis noógena y surgiría debido a problemas existenciales (problemas espirituales en que la voluntad de sentido se ve frustrada). Para atender a este tipo de problemas, Frankl recomienda la Logoterapia: método terapéutico que mira hacia el futuro, hacia el sentido y los valores que el paciente quiere realizar en adelante. Sería una psicoterapia centrada en el sentido. Hoy por hoy, la Logoterapia posee muchos seguidores, tanto terapeutas como pacientes.

Si quieres más información al respecto, puedes ingresar a la web oficial de Frankl y darte la oportunidad de buscar tu propio sentido.

el-hombre-en-busca-de-sentido

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X