15 situaciones más comunes de la Ley de Murphy que ojalá nunca pasaran

En nuestra vida cotidiana, hemos vivido más de alguna vez esos infortunios que logran sacarnos de quicio y que siempre ocurren cuando estamos apurados.

Guía de: Rankings

¿Quién no ha sido víctima alguna vez de la llamada “Ley de Murphy” que establece que si algo tiene la posibilidad de salir mal, saldrá mal?

Ley-de-Murphy

En nuestra vida cotidiana, hemos vivido más de alguna vez esos desagradables infortunios que logran sacarnos de quicio y que siempre ocurren cuando estamos apurados o necesitamos con urgencia llevar a cabo una tarea.

Aquí te presentamos las 15 situaciones cotidianas más comunes de la llamada Ley de Murphy:

  1. Cuando necesitas urgentemente imprimir un documento para entregarlo a la brevedad, la impresora no tiene papel,  se lo traga o simplemente no le queda tinta.
  2. Supermercado: eliges una fila donde justo la persona de adelante compró un producto que no tiene código de precio.
  3. Cuando suena el celular dentro de tu cartera, jamás podrás encontrarlo, debiendo sacar todas las cosas antes de dar con tu teléfono. Cuando ya lo consigues, éste deja de sonar.
  4. Logras encontrar el perfume o el tono de maquillaje que más te acomoda. Cuando quieres comprar uno nuevo, justo esa línea del producto está descontinuada.
  5. Quieres darte un baño en tina o una rica ducha. Pero precisamente en el momento en que estás presto a entrar al agua, suena el teléfono. Y si lo contestas (posiblemente desnudo y mojando el piso), lo más probable es que sea una llamada del tipo “Participe en el concurso…” o “Ud. tiene un crédito pre-aprobado”.
  6. Para adelantar en carreteras, nunca vendrá un vehículo en zona de curvas (donde está prohibido adelantar), pero aparece una fila llena de autos y camiones cuando estás en línea recta (donde está permitido adelantar).
  7. Cuando necesitas efectivo imperiosamente, todos los cajeros automáticos de tu alrededor están fuera de servicio.
  8. Cuando estás llegando al paradero a del Transantiago, en ese preciso momento están pasando dos o tres buses de la línea que te sirve y que no alcanzas a tomar.  Obviamente no pasará ningún bus de esa línea en al menos 30 minutos.
  9. Para  quienes toman Metro, justo se suben en el tren que no llega al destino final, debiendo bajarse obligadamente  en una estación previa (por ejemplo Los Héroes o Manquehue) y esperar que pase el siguiente tren para continuar con su viaje.
  10. Cuando necesitas anotar con urgencia algo: tienes papel, pero no encuentras lápiz.  Si tienes lápiz no encuentras ninguna hoja donde anotar.  Si tienes ambas cosas, lo más probable es que el lápiz no escriba.
  11. Cuando se te cae un objeto de tamaño pequeño (anillo, aro, lápiz, la vial, etc) éste cae en la esquina de la habitación de más difícil acceso.
  12. Cuando estás en Facebook o en YouTube en horario de oficina y se acerca el jefe, justo en ese momento no puedes cerrar las ventanas o bajar el volumen, porque el computador se quedó pegado.
  13. Cuando quieres cambiar el canal de televisión,  desaparece el control remoto por arte de magia.
  14. Cuando esperas que “esa persona especial” te hable por WhatsApp, comienzan a conversar todos los grupos a los que estás unido.
  15. Estás en un taco y la fila de al lado avanza más rápido.  Cuando logras cambiarte, ésta se detiene y comienza a avanzar la fila en la que estabas en un principio.

Más sobre Rankings

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X