Inicio » Realeza »

Los salarios de los “royals” que no son reyes ni reinas: ¿Son excesivamente altos?

La polémica se instaló luego de que la Princesa Amalia, de Holanda, renunciara a sus US$ 30 mil correspondientes.

Guía de: Realeza

Con tan solo 17 años, y siendo beneficiaria de una criticada política de estado, a la Princesa Amalia de Holanda le tocaba recibir US$ 30 mil mensuales. Sin embargo, renunció a recibir su salario asignado hasta que no sea Reina de su país.

La determinación de la hija del Rey Guillermo y la Reina Máxima instaló la polémica en el mundo de la Realeza: ¿Cuánto ganan aquellos integrantes que no están en el trono? Las cifras las entregó el prestigioso sitio Vanity Fair.

Amalia

En Bélgica, por ejemplo, el Monarca emérito Alberto gana anualmente más de US$ 1 millón en forma vitalicia, mientras que Astrid (una de sus hijas) percibe casi US$ 400 mil por año.

Federico y Mary de Dinamarca, quienes se esperan que lleguen a lo más alto de la Familia Real en unos años, ganan por sus funciones cerca de US$ 300 mil. En Noruega, en tanto, Haakon y Mette Marit se benefician de la nada despreciable suma de US$ 1.2 millones cada 365 días.

Si nos vamos a Suecia, la Princesa Magdalena ha obtenido, en el último tiempo, un monto que supera los US$ 200 mil anuales. Su hermano Felipe, en tanto, en algunos años ha percibido US$ 95 mil.

Más sobre Realeza

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios