Inicio » Realeza »

Noor y Hussein de Jordania: La historia de cómo una norteamericana se transformó en la cuarta esposa del fallecido Rey

Su romance fue un escándalo y su boda duró tan solo cinco minutos.

Guía de: Realeza

Desde hace siglos, hay historias de amor en la Realeza que parecen mucho más ficción que realidad. La que relataremos a continuación es increíble, pero sucedió.

El Rey Hussein de Jordania había estado casado en tres ocasiones: Se separó de su primera señora tras un año y medio, se divorcio de la segunda luego de 11 años de matrimonio, y su tercera pareja falleció luego de que su helicóptero chocara.

Con ocho hijos, el Monarca ya prácticamente había tirado la toalla en lo que a su vida amorosa se refería. Hasta que, en una jornada que cambió su vida, un avión aterrizo en el aeropuerto de Ammán.

Noor Hussein

¿Quién venía a bordo? La norteamericana Lisa Halaby, hija de Najeeb, un empresario que se hizo cargo de la aviación federal en la administración del Presidente Kennedy, hasta llegar a ser director ejecutivo de la aerolínea Pan Am.

Para Elizabeth, era una oportunidad laboral que no podía desperdiciar. Su padre confió en ella para ser jefa del departamento de planificación y diseño de la compañía aérea Arab Air Service.

Lo que encontró en su llegada al país de oriente, sin embargo, fue el amor. El flechazo con Hussein fue instantáneo, y de las reuniones laborales pasaron rápidamente a los encuentros personales. En un abrir y cerrar de ojos, ya se habían comprometido.

Su boda duró tan solo cinco minutos, y en la previa surgieron gran cantidad de críticas y teorías: Que ella era una infiltrada de la CIA, que solo le interesaba el estatus real y que era inaceptable que el líder de una nación del Islam se casara con alguien de Estados Unidos.

king-hussein-of-jordan-and-queen-noor-of-jordan

Nada de eso les importó. Su romance ya estaba consolidado, a tal punto que tuvieron cuatro hijos entre 1980 y 1986. Noor, como pasó a llamarse Lisa, se hizo cargo además de los tres niños que perdieron a su madre en el accidente.

Más allá de los problemas matrimoniales, y de la cargada agenda de “Su Majestad”, que le impedía pasar gran parte del tiempo con su familia, el drama llegó en 1998: Le diagnosticaron cáncer.

Viajó, precisamente, a Norteamérica para tratarse. Estuvo seis meses, y tuvo que volver en 1999 para ser operado. Sin embargo, el procedimiento no fue exitoso y, tras volver a casa, murió al poco tiempo.

rey-abdala-rania--644x362

Ahí vino la asunción de Abdalá, el actual Rey, y el posicionamiento de Rania como la mujer fuerte de Jordania. Sin lugar, y sin marido, Noor decidió regresar donde nació.

¿Y qué es de su vida actualmente? Solo va a Jordania por causas benéficas, está inmersa en la organización Colegios del Mundo Unidos, preside la fundación Rey Hussein y es parte de la Sociedad Jordana para la conservación de la naturaleza.

Más sobre Realeza

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios