Andrea Arístegui y rol de las redes en pandemia por coronavirus: Se sobredimensionan algunas voces

La periodista de Mega conversó con Guioteca sobre el rol de las plataformas en las contingencias.

Guía de: Medios Sociales

Desde hace algunos años, Andrea Arístegui es uno de los nombres más reconocidos que existe en el periodismo nacional. Actualmente en Mega, conversó con Guioteca respecto al rol de las redes sociales en la contingencia actual.

La ex conductora de Radio ADN, de partida, siente que se le da mucha importancia a lo que se comenta en dichas plataformas. “Las redes sociales amplifican y le dan mucha sobredimensión a algunas voces. En Twitter hemos visto tendencias de voces que representan a muy pocas personas, creer que las opiniones en Twitter son las de la mayoría es equivocado y muy sesgado. Es una red que se presta para la odiosidad y agresiones, porque se pueden hacer publicaciones sin identidad. Muchas veces se transforma en un vertedero de agresividad, en vez de un lugar de diálogo. Frente a ciertas contingencias, como el estallido social, las opiniones se agudizan y los extremos se polarizan”, declaró.

En esa misma línea, la presentadora de Radio Infinita hizo una particular crítica a Twitter. “Hay una sobrevaloración de lo que representa, y eso es un gran problema. Es una plataforma válida, pero se exageran las opiniones. Si dos personas comentan, pasa a ser de inmediato un hecho, como si fuera algo objetivo. No todas las cuentas son de personas reales, muchas de ellas son manipuladas. A Twitter no hay que darle mayor importancia de la que tienen los hechos verificables, y eso es responsabilidad de todos”, expresó.

andrea-aristegui-rrss

Arístegui fue uno de los nombres más importantes que tuvo TVN en los últimos años.

Ahí también Arístegui se refirió a las autoridades que utilizan constantemente las redes sociales. “Uno esperaría que quienes tienen cargos políticos y públicos tuvieran cierta altura, y lamentablemente no siempre lo vemos. Ellos son los primeros que tienen que poner mesura y ser responsables con sus opiniones y la información que difunden. Todos quienes leen esos comentarios tendrán que evaluar en futuras elecciones, ahí es cuando uno debe ejercer su derecho y que aquellas personas se hagan cargo de lo que han dicho y hecho”.

Consultada por cómo influyen las redes en su trabajo diario, la periodista dijo que “uso Twitter permanentemente para monitorear noticias, siguiendo a medios importantes a nivel nacional e internacional. Es una red que tiene una rapidez para entregar información que es difícil de ver en otras plataformas. Pero, por lo mismo, hay que tener mucha cautela y ser muy responsables en verificar de dónde viene la información. Esa es la gran obligación del periodista, siempre hay que ver la fuente, y más aún cuando se informa en redes sociales”.

Siguiendo esa premisa, Arístegui analizó el cambio que provocaron estos sitios en la difusión de información. “Hace mucho tiempo que las redes sociales vienen teniendo gran protagonismo en la entrega de información. Tienen un alto nivel de impacto y por eso es un arma de doble filo. Es bueno que la mayor cantidad de gente se informe, sobre todo en el escenario en el que estamos, pero también tiene el problema de que lo que se informa no es certero ni confiable. Cuando hablamos de la vida de las personas, es mucho más relevante tener información veraz”, apuntó.

Twitter

Twitter se transformó en una de las redes sociales donde hay más discrepancia de opiniones.

Respecto al problema de las noticias falsas, la comunicadora aseguró que “creo que estamos en un momento en el que hay que desconfiar de todo y tener una mirada crítica, principalmente por la cantidad de noticias falsas que se transmiten en redes. Yo siempre verifico que la información esté acreditada por una fuente que me parece confiable. Uno como periodista ya tiene más o menos claro cuáles son esas fuentes en las que uno puede confiar”.

Por último, la profesional de las comunicaciones dijo sobre las medidas tomadas en Chile para combatir el Coronavirus que “es muy prematuro hacer balances respecto a si hemos actuado bien o mal. Me dan miedo los extremos, el optimismo desbordante de unos y los que critican todas las medidas que se han tomado. Es evidente que han existido algunos problemas, y creo que desde el mismo Gobierno saben que hay situaciones que pudieron manejar mejor. Como esto es muy dinámico, las comparaciones con otros países no podemos hacerlas todavía”.

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X