El fenómeno de la “venganza porno” se extiende y genera preocupación: ¿Cómo enfrentarla?

A tanto ha llegado su práctica que en 34 estados actualmente se desarrollan leyes para castigar a los autores de este delito.

Guía de: Medios Sociales

Las víctimas de la "venganza porno" pueden acarrear cicatrices emocionales de por vida. Foto: Infobae.

Las víctimas de la “venganza porno” pueden acarrear cicatrices emocionales de por vida. Foto: Infobae.

Según cifras publicadas por el prestigioso periódico The Washington Post, aproximadamente uno de cada 25 estadounidenses ha sido amenazado o derechamente han debido enfrentar  la “venganza porno” o revenge porn, por su denominación en inglés, la cual corresponde a una forma de acoso digital en el cual se comparten imágenes explícitas por intemedio de internet y sin el debido consentimiento del (o los) afectado (s), según señala un informe publicado recientemente por Data & Society y el Centro de Investigación de Salud Pública Innovadora de Estados Unidos.

En el último tiempo este intercambio de imágenes no consensuada ha marcado tendencia y está proliferando. Prueba de ello son los resultados de una encuesta telefónica aplicada a más de 3 mil usuarios mayores de quince años que utilizan internet en Estados Unidos. De allí se desprende que mayormente mujeres jóvenes, así como lesbianas, gays o bisexuales dicen ser los más afectados por este tipo de acoso cibernético.

En el sondeo, el quince por ciento de los encuestados admitió que en algún momento alguien cercano les amenazó sin su consentimiento con compartir imágenes de ellos con poca ropa o derechamente desnudos. En tanto el 7 % de los encuestados manifestó que imágenes suyas habían sido expuestas en la red.  Otra cifra preocupante es que el 10 % de las mujeres menores de 30 años señalaron que se enfrentaron a amenazas similares, asimismo el 6% comentó que sus imágenes fueron publicadas.

El portal argentino Infobae indica que la autora de la investigación, Amanda Lenhart, cree que la “venganza porno” es realizada mayormente por ex amantes vengativos que publican imágenes que han sido compartidas en un entorno de confianza, aunque este tipo de acoso también puede ocurrir cuando un atacante ingresa en el correo electrónico de su víctima, o incluso en las cuentas de almacenamiento de la nube. Otro caso es derechamente hackear una webcam.

El sentimiento de las victimas

Para Lenhart ver imágenes íntimas expuestas en internet “es una experiencia devastadora” para las víctimas y les puede causar cicatrices emocionales profundas, y en muchos casos de por vida. Incluso quienes se han visto en aprietos por una situación de esta índole tiene problemas de confianza y en sus trabajos posteriores.

Incluso a veces este tipo de coso va más allá y pone en serio riesgo la seguridad de los afectados, algunas imágenes van acompañadas de datos como nombre completo, ubicación y empleo, lo que podría animar a un espectador anónimo a asaltar sexualmente a la víctima.

En su mayoría la "venganza porno" se difunde a través de redes sociales. Foto: Infobae.

En su mayoría la “venganza porno” se difunde a través de redes sociales. Foto: Infobae.

Para resguardarse existen opciones legales, como señala Danielle Citron, profesora de derecho de la Universidad de Maryland, quien asegura que, si una víctima tomó una foto de ellos mismos, pueden utilizar una ley federal de derechos de autor, con el propósito de conseguir que se bloquee y finalmente se elimine de la red. En la actualidad las víctimas luchan férreamente para que la policía responda a este tipo de acoso, aunque en opinión de la experta “La aplicación de la ley está jugando a ponerse al día tanto en la formación sobre la ley y la tecnología. Cuando las víctimas acuden a las autoridades para que se aplique la ley, la respuesta común es que no se puede hacer nada”. Incluso, suponiendo que un tribunal falla a favor de la víctima, una victoria legal no garantiza que las imágenes sean retiradas de internet. “Las cosas se copian y se difunden”, expresa Lenhart.

Hoy en día, 34 estados pertenecientes a EE.UU. se encuentran diseñando leyes tendientes a castigar a los autores que hacen pornografía por venganza, aunque falta tiempo para ver sus reales alcances en la vida cotidiana y de esta forma detener su exponencial crecimiento.

Más sobre Redes Sociales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X