Inicio » Rock »

A 45 años de la separación de Los Beatles, la pregunta eterna: ¿John Lennon o Paul McCartney?

A 45 años de la separación de Los Beatles, la pregunta del millón no fue respondida: ¿cuál fue el mejor, entre dos los líderes de la mayor banda de la historia?

Guía de: Rock

John Lennon conoció a Paul McCartney en 1957. Lo escuchó tocar el bajo y decidió sumarlo a su banda. Eran dos muchachitos pobres del Interior de Inglaterra que decidieron enfrentar el mayor desafío: cambiar el mundo. Lo hicieron.

Desde abril de 1970, cuando Los Beatles llegaron al final y ambos comenzaron su carrera solista, el interrogante comenzó un largo periplo que lleva atravesadas varias décadas: ¿cuál fue el mejor? Aun cuando así sea formulada habitualmente, es posible que esta pregunta sea demasiado general. Entonces: ¿cuál fue el más talentoso?, ¿cuál el mejor músico y cuál el mejor poeta?, ¿cuál tuvo mejor desarrollo en solitario?, y la más difícil de todas: ¿cual fue el más genio?

Fue Paul quien lanzó al mercado su primer disco solista formal y lo entregó a la prensa junto con un mini-autoreportaje. “Hay planes para nuevas presentaciones de Los Beatles? No. ¿Pensás componer de nuevo con John? No”. John pensaba que debería haberlo anunciado él: Los Beatles eran historia. Una nueva era comenzaba.

john-paul-1

Lennon jamás fue un músico virtuoso. Portador de sueños y proyecciones de toda una generación, persiguió el efecto de choque, el himno de masas. Era un rockero, tal como le gustaba definirse, y así escribía, sin vueltas ni retórica. Fue Paul quien empujó a Los Beatles al desarrollo musical, el que ideó la evolución sonora de los últimos discos. Mucho de esto se vio reflejado en las obras posteriores a la banda. Discos de Lennon despojados, politizados, duros. Y discos de McCartney barrocos, trabajados… y blanditos. Las repercusiones del momento difieren de la mirada retrospectiva: salvo Imagine, ninguno de los discos de John hizo demasiado ruido, aunque fueran resaltados por la crítica; con excepciones, los de Paul encabezaron los charts pero, a cambio, la prensa especializada jamás los alabó. Hoy sorprende recordar que los primeros Beatles exitosos tras la separación fueron George y Ringo Starr.

¿Cuál es más genio?

Entonces: ¿cuál fue el más genio? Por su desgracia, Lennon jamás envejeció. En el recuerdo continúa siendo un beatle flequilludo, canchero, contestatario, colosal. Es un lugar común verlo como uno de los mayores artistas de la historia moderna de la humanidad. En lo estrictamente musical, no se vio obligado a continuar sacando discos y exponerse a las nuevas corrientes. Jamás sabremos qué habría pasado de haber atravesado los 80s, una década difícil para los rockeros clásicos. A su manera, es inmortal.

Paul sí sufrió el desgaste propio del paso del tiempo. Sufrió turbulencias, sacó discos que fueron masacrados, se recuperó y, en plena década del dosmil, publicó cedes de altísimo nivel (“Caos & Creation in the Backyard”, “Memory Almost Full”). Hay quienes sostienen que jamás logró una obra maestra, algo así como un “Plastic Ono Band”, el disco de John que todavía hoy resulta devastador para quien lo escucha por primera vez. Pero con los años otra expresión cobró forma y hoy es recurrente oír nombrarlo como el Mejor Músico del Siglo XX. Casi nada, ¿no?

Una única cosa es segura. El mundo perdió un artista inmenso con el asesinato temprano de John. Para paliar un poco esta ausencia, existe la larga y maravillosa obra de Paul.

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X