Inicio » Rock »

Charly García se mete en el conflicto mapuche: Envía condolencias a activista fallecido y desata la polémica

El músico envió una corona a la familia de Santiago Maldonado y desató la furia de los oficialistas argentinos.

Guía de: Rock

Charly García

El conflicto mapuche trasciende las fronteras. Por estos días, la problemática de los pueblos originarios toma lugar del otro lado de la cordillera; no es difícil imaginar su extensión al resto del continente. Se trata de un problema irresoluble en un continente levantado en territorios conquistados a sangre y fuego a sus habitantes originales.

En ese marco, el rock –al igual que los demás ámbitos artísticos–siempre se ha mostrado en su inmensa mayoría a favor del reclamo indígena. Se trata de una posición histórica, siempre contracultural, del arte de las guitarras atronadoras. Ahora, en las horas más álgidas del conflicto en Argentina, el mismísimo Charly García envió sus condolencias a la familia del activista Santiago Maldonado, muerto en confusa situación tras fuerte represión de la gendarmería local.

La muerte de Santiago se sumó al dilema social que enfrenta el país vecino por estas horas: la famosa “grieta”. El mensaje de condolencias de Charly García (una corona de flores con su célebre frase “Los dinosaurios van a desaparecer”) fue tomado como una afrenta por los seguidores del gobierno nacional; en tiempos de fanatismos exacerbados, una muestra de humanidad es el peor de los insultos.

Charly García fue uno de los artistas que más combatieron a la dictadura que asoló Argentina entre 1976 y 1983. Su gesto tuvo lugar en el contexto de una nueva muerte, la de Nahuel Rafael, ocurrida esta semana. La prensa extranjera definió el hecho como un asesinato, pero la argentina, de firme cariz oficialista, se resiste a definir lo ocurrido en esos términos. El hecho concreto: Nahuel murió de un tiro por la espalda, disparo efectuado por agentes públicos. Funcionarios y periodistas macristas insisten en señalar a un grupo terrorista llamado RAM; desde el otro extremo, señalan la inexistencia de éste en el conflicto y recuerdan que la construcción de un enemigo es la estrategia tradicional en la que caen todos los gobiernos con vestigios autoritarios.

Un dato importante para comprender el comportamiento de Charly: su guitarrista histórica, María Gabriela Epumer, tenía ascendencia mapuche. Aquella ascendencia siempre había sido vista como honorable para la fallecida “Mapu”. Pero los tiempos han cambiado. Para parte de la ciudadanía argentina, ser mapuche es, desde un mes atrás, sinónimo de terrorismo. Hasta ese punto insólito han llegado las cosas.

El clima está enrarecido del otro lado de los Andes. Por los enfrentamientos verbales entre uno y otro bando de “la grieta”, ya no pueden reconocerse ni los sucesos que ocurren y todo pasa a formar parte de elucubraciones y especulaciones interesadas. Los descendientes de los habitantes originales son hostigados desde programas de televisión, la justicia es puesta en duda por los opositores. En este marco, Charly García cometió, para citar otra de sus canciones emblemáticas, un pecado mortal. Despedir con una corona de flores a un joven muerto.

Charly García

 

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X