Inicio » Rock »

¿Cualés son las mejores canciones de los Rolling Stones? Sus diez temas más grandes

Es casi imposible decidir cuáles son las 10 mejores canciones, pero nos gustan los desafíos. A continuación: los grandes temas de los Rolling Stones

Guía de: Rock

mejores canciones Rolling Stones

Bueno, tras haber escuchado… mhhh, 24 discos a razón de 10 canciones promedio, por cuatro minutos cada una… 16 horas ininterrumpidas de música, ahí va: Sin preámbulos aburridos y excluyendo a “Angie”, “(I cant´t get no) Satisfacion” y “Sympathy for the Evil” porque sí, estas son las diez mejores canciones de los Rolling Stones.

WarmUp- “Paint It, Black” (1966)

Sin mucha data, porque el Guía rock está precalentando, como las máquinas que requieren de unos minutos para tomar temperatura, ¿vieron? Se vienen los 10 mejores temas de los Rolling Stones.

 

10- “100 years ago” (1973)

La segunda canción del por aquel entonces mal recibido “Goats Head Soup” enseña a los Stones en una cadencia distinta tras el brillante poker de álbumes publicados entre el 68 y el 72 (“Beggars banquet”, “Let it Bleed”, “Sticky Fingers” y “Exile on Main Street”). El tema tiene un extraño aire country y toda la banda se encuentra trabajando, incluso músicos invitados: Keith Richards y Mick Taylor entrecruzan sus guitarras, Nicky Hopkins toca piano, Billy preston, el clavinet; una maravilla de la banda que buscaba el camino a seguir tras tanto éxito… pero el camino estaba plagado de policías, drogas y complicaciones.

 

9- “Love is Strong” (1994)

Ya eran otros tiempos y, si bien su magnetismo en vivo permanecía, los Rolling no lograban meterse en la actualidad con una canción nueva hace rato. La banda trasgeneracional deja atrás los turbulentos 80s con un disco de sonido impresionante y potencia rockera como los viejos tiempos. Todo “Voodoo Lounge” es una placa de energía voraz e inicia a los Stone en la era del CD, sin contaminar su sonido blusero con tendencias temporarias.

 

8- “Start Me Up” (1981)

Tras casi media década de dormir en el olvido, Richards rescató este viejo reggae y lo hizo rock por medio de uno de los riffs más conocidos de la historia. Para su éxito fueron clave tanto la recuperación de Keith tras exceso de drogas como el baile memorable de Jagger en el clip. Se iniciaban los 80s y, tras el tiempo disco, los Stones lo hacían en clave rock, un faro que perderían en los discos siguientes. El que no baila, que corra al hospital por urgente transfusión.

 

7- “Miss You” (1978)

En 1978, Los Stones pasaban por su peor momento desde su aparición. Las bandas del momento y Zeppelin, Queen, los habían opacado y enviado a la segunda fila del estrellato. Pero la música disco llegaba y Jagger “vio” ahí algo. El mundo cambiaba; viejos rockeros, hippies y los chicos de la nueva ola querían bailar. Al fin y al cabo, Vietnam no había terminado con el planeta.

 

6- “She´s a rainbow” (1967)

Collarines, humo y amor libre en plenos 60s. Una bella canción de amor, pianito, vientos (a cargo del zeppelin Paul Jones) y dulzura si no fuera porque Mick canta: “Ella se viene en colores”. Solo los Stones…

 

5- “Honky Tonk Woman” (1969)

“Conocí a la reina de una taberna empapada en ginebra” y la cosa sigue “Son las mujeres de los antros, dame el blues de los antros”. Sin más palabras: Rolling Stones. Si bien hay una versión acústica, muy country y hasta con otro nombre en “Let it bleed”, las mejores versiones se obtienen de conciertos en vivo.

 

4- “Street Fighting Man” (1968)

Jagger concurrió a una de las marchas de protesta del año revolucionario por definición y, paso siguiente, compuso esta joya de rebeldía, agitación y gases lacrimógenos. Un detalle curioso: si no contamos el bajo, la versión original de “Beggars banquet” no tiene instrumentos eléctricos.

 

3- “Wild Horses” (1971)

La balada por excelencia de la dupla Jagger-Richards que supo recoger el mejor de los elogios del guitarrista: “las canciones compuestas por dos personas son mejores que las compuestas por una sola”. Una bella canción de fogón, guitarra y sentimientos a flor piel, con un exquisito Keith Richards que brilla allí donde todos tropiezan: en la simpleza de unos acordes malditos.

 

2- “Gimme Shelter” (1969)

Música macabra, música apocalíptica, música de fin de mundo. Mientras su novia Anita Pallenberg tenía sexo con su amigo Jagger para el film “Performance”, Richards sentía que nada tenía sentido y escribió la canción más tenebrosa de la banda, en la que Mick casi grita “La guerra está a solo un tiro de distancia”. Como si Richard/Jagger dijeran: Tiemblen, señores, esto se va todo a los caños. Aunque suene terriblemente actual, la canción es de 1969.

 

1- “Sister Morphine” (1971)

La pesadilla musical por excelencia de los Rolling Stones. “Aquí estoy, tendido en la cama de un hospital”, canta Jagger. La juventud, el sexo libre, las drogas y la muerte en el recital de Altamont se conjugan en esta canción de desencanto y adicción. Algo que gusta y atrae pero no funciona del todo, ¿no? Las guitarras que se cruzan son: la acustica, de Richards; la slide, de Ry Cooder. Impresionante.

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X