Inicio » Rock »

El bebé de Nevermind ya es adulto, demanda a Nirvana por pornografía y avergüenza a los fans

Spencer Elden denunció a los miembros del legendario grupo y a la viuda de Cobain 30 años después de la publicación.

Guía de: Rock

58976271_303

Vale una advertencia. Las líneas siguientes están escritas en la columna de “rock”. No en “judiciales”. No en “comercio”. Desde la óptica del arte, la noticia –casi una columna de opinión– bien podría ser presentada así, aunque los jefes editores tuvieron el buen tino de suavizar el texto: “Parásito de treinta años quiere sacar dinero a Nirvana” ¿Fuerte, no? ¿Qué esperaban? ¡Así es el rock!

El hecho es que a los treinta años, Spencer Elden, quien fuera el bebé que flotó en la portada del mítico “Nevermind” ha vuelto a cambiar de opinión. El hombre, que de muchacho se enorgulleció y replicó la imagen demostrando su alegría de haber posado en ella, ahora va por los tribunales.

Convengamos que no hay demasiado orgullo en haber sido el bebé escogido para una foto. Otros hombres, en otros tiempos, buscarían un bebé para una toma y le tocó en suerte a uno y no a otro. La casualidad quiso que esos hombres fueran artistas y se tomaran las cosas en serio. La escena lograda personificó de maravillas la naturaleza humana, con una dosis de sabiduría oracular, de tal manera que ese bebé, ya crecido, hace exactamente lo que aquellos artistas anticiparon que haría: nadar tras el dinero.

“Los acusados promocionaron pornografía infantil de Spencer de manera intencional y comercial e hicieron uso de la impactante naturaleza de su imagen para promocionarse a sí mismos y su música a costa de Spencer”, dice la denuncia presentada por el hombre. Los demandados son artistas que han sido tan buenos en lo suyo que el mundo los recomenzó del modo que jamás pensaron que lo haría: con mucho dinero. Los apuntados son Dave Grohl y Krist Novoselic, por supuesto, el fotógrafo Kirk Weddle y Courtney Love: ¿Qué tuvo que ver ella con la foto? Nada, pero es quien recibe las regalías.

spencer-elden-recreo-varias-veces___r1MVuJaFVe_340x340

¿Lo que pensaría Kurt Cobain de este comportamiento, es mejor ni decirlo? Para explicarlo, se pegó un tiró. Cosas como estas lo asqueaban al punto de preferir no verlas más.

¿Los argumentos? “Los daños que ha sufrido y seguirá sufriendo de por vida” Spencer, por haber sido ese bebé. ¿Será que el muchacho llega a una cita romántica y cuenta que él es aquel niño? ¿Lo habrá escrito en el documento? Y la pregunta del millón (justamente, cuac): ¿se le quitará el sufrimiento de recibir alguna suma?

Lo dicho: Esta es la columna de rock. Quizá los chicos de “judiciales” lo vean distinto. La demanda, por ejemplo, está inscripta en “pornografía infantil”. En fin…  Para cerrar, aquí nos quedamos con una frase de Fito Paéz, rockero de aquí nomás: “No quiero tu dinero, yo me lo puedo ganar”. Parece que del otro lado del mundo no piensan así. Quiérete un poco, Spen, tu eres capaz de ganar dinero y mucho más. Solo es cuestión de proponérselo y dejar de vivir de una anécdota ocurrida tres décadas atrás. Let it be. No averguenzen a millones de fans por tu incapacidad.

 

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios