Inicio » Rock »

El día que Lennon desafió a la Iglesia y desató la furia de los creyentes: Conmoción mundial

El primer gran escándalo del rock casi costó la carrera a Los Beatles y tuvo que ver con el final de las presentaciones en vivo de la banda: Lennon desafió a la Iglesia

Guía de: Rock

JohnLennonCirca66(bl)

Los Beatles desembarcaron en Estados Unidos como, ejem, dioses. El mundo adulto no entendía. Miles de adolescentes se aplastaron en un aeropuerto para recibir a cuatro extraños: llevaban flequillos, cantaban a ritmos acelerados…Extraños. Pero eran extraños sólo para los dinosaurios: los jóvenes entendían. El mundo cambiaba.

En la misma proporción que Los Beatles ganaban popularidad, la Iglesia perdía seguidores. Y fue en una entrevista para un medio inglés donde John metió el dedo en la llaga.

A Lennon le gustaba apostar fuerte. “El Cristianismo se irá. Desaparecerá y se encogerá. No es necesario discutir sobre esto: será así.”, comenzó diciendo, le costaría caro al él y a su banda: “Ahora mismo Los Beatles somos más populares que Jesús. No sé qué desaparecerá primero, si el rock & roll o el cristianismo”.

Lee tambien: La historia de Los Beatles, resumida en diez pasos

La entrevista no provocó nada. Era marzo de 1966, Los Beatles planeaban otra gira. Cuando el grupo cruzó el océano y una revista teenager de EEUU recordó las declaraciones, estalló un escándalo mundial, impensado hoy, el primer gran escándalo de la historia del rock.

Los estados conservadores de EE.UU. se conmocionaron. El Ku Kux Klan (en decadencia, gracias… a Dios) alzó una protesta. Lennon todavía no se hallaba tan seguro de sí como lo estaría tras conocer a su media naranja japonesa; los Beatles ensayaron una disculpa, pero no pudieron evitar amenazas y pequeños atentados en sus presentaciones. La venta de entradas se resintió y empujó a la banda a cuestionarse sus actuaciones en vivo. El 29 de agosto de 1966 tocarían su último show en San Francisco (habría uno más).

Te interesará: Escándalo histórico: la noche que terminó la carrera de Sinéad O´Connor tras enfrentar a La Iglesia

Los Beatles no regresaron a EEUU. No como grupo. A aquel escándalo le seguirían la psicodelia, las drogas, el mejor disco de la historia, la radicalización de John. En 1968 Lennon ratificó sus dichos y se prestó a su carrera solista, el empuje a causas pacifistas, el apoyo a supuestos terroristas y la lucha contra el racismo y la segregación. Ganó muchas de sus batallas. El mundo es mejor hoy que cincuenta años atrás… en algunas cuestiones.

En 1970 volvió a referirse a la religión: “Don´t believe in Jesus”, cantó en “God”. Pero quien definió la cuestión fue Ringo Starr en 2008, tras un tardío “perdón” de parte de la institución a la banda. En plenos días de abusos en las iglesias, el baterista puso las cosas en su lugar: “El vaticano tiene cosas más importantes que aclarar que su relación con Los Beatles”.

Pasaron las décadas, Lennon fue asesinado. Son muchos que descreen que lo haya hecho un simple loco. Pero, ¿a quien atribuir el horror, sin pruebas? Por caso, podría haber sido un inglés por defender la independencia de Irlanda, un blanco por sostener la igualdad de los negros, un hombre por considerar un par a la mujer. Es que John no andaba con vueltas cuando opinaba…

 

 

 

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X