Inicio » Rock » Equipo

Faith No More en Chile: Hasta que la muerte los separe

La banda norteamericana no solo vino a concluir su gira de reunión, sino que a confirmar el amor que existe entre ellos y Chile. Un repleto Estadio Bicentenario de la Florida fue testigo de que ese amor será para siempre.

Si alguien tenía dudas de la relación existente entre Faith No More y Chile, éstas desaparecieron en el estadio Bicentenario de La Florida. Porque lo vivido fue la confirmación de un amor para toda la vida. Un amor que se vive con todas las de la ley: se conocieron en circunstancias extrañas (Viña del Mar, 1991), pololearon (los escupitajos en el Monster of Rock, 1995) y, finalmente, se casaron (Second Comig Tour, 2009).

Faith No More

Foto: El Mercurio

Los fanáticos de la banda repletaron el estadio de La Florida, reafirmando su devoción por la banda.

Las 25 mil personas que repletaron el estadio fueron los testigos de fe. Si ya la fiesta había comenzado con Fulano, Monotonix y Primus (Les Caypool se lució, cual Charles Chaplin sobre el escenario), el remate a cargo de Faith No More fue extraordinario. Y no solamente por las canciones interpretadas –con un excelente setlist- sino por la comunión entre la banda y el público.

Pocos grupos logran lo visto ayer. Desde “Epic” hasta “Kiss and say goddbye”, un cover de The Manhattans que terminó con Mike Patton sumergido en la gente, pasando por cortes como “Be Agressive”, “Ashes to ashes”, “Evidence”, la rockera “Zombie Eaters” (una grata sorpresa) o “Digging the grave”, fueron, en si mismas, una renovación de votos y un show particular, único y lleno de emociones. Aunque no se sabe si fue el último concierto de Faith No More como agrupación, ese detalle si cargó de una energía especial el ambiente del estadio y de los músicos.

Si a esto sumamos la actitud desbordada y frenética de Patton, el show queda casi en la perfección. Además de cantar con maestría piezas tan distintas como “Ben” de Michael Jackson o “Cucko for Caca” del álbum King for a Day,  bromeó, parodió a “Don Corleone”, pidió escupitajos y se lanzó y cantó con la gente en dos oportunidades demostrando que es un frontman carismático que se entrega por completo en beneficio del espectáculo.

Esa manera de afrontar el show fue recíproca ya que la gente participó activamente del concierto. En ningún minuto fue una audiencia pasiva, apagada o fome. Precisamente, ese detalle fue percibido por el grupo y del cual sacaron los mejores réditos. Si ya la masa había seguido con energía el despliegue de Primus, con Faith No More el asunto pasó a ser carnaval. Emoción, gritos y, en algunos casos, ánimos y conductas mal enfocadas convirtieron al recinto de Enrique Olivares en un hervidero que, literalmente, tembló durante algunas canciones.

La relación entre ambas partes es y será para siempre. Un amor mutuo, inundado de pasión e incontrolable, desbocado. La agenda 2010 repleta de conciertos de primer nivel tuvo su broche de oro con Faith No More. No cualquiera viene a terminar su gira al fin del mundo. Ese hecho ejemplifica que el matrimonio es, como manda el dicho, “para toda la vida y hasta que la muerte los separe”.

Quizás el punto negativo de la jornada fue, tal como sucedió para el concierto de Rage Against the Machine en octubre pasado en el mismo recinto, la reja que divide la cancha. Los guardias se vieron sobrepasados por los fanáticos mal enfocados. La situación llegó a tal tensión, que tuvieron que intervenir las Fuerzas Especiales de Carabineros para normalizar todo. De hecho, estuvieron todo el concierto resguardando el lugar.

Aparte de esa mancha negra, se rescata la interpretación notable de Faith No More, el ánimo de la gente, la entrega de cada músico sobre el escenario y la energía positiva que se vivió. Todos esos ingredientes entregaron como resultado un show memorable, emocionante y potente. Larga vida al rock y a Faith No More.

Faith No More

Foto: Cristián Carvallo, El Mercurio

Patton volvió a lucir su desenfrenada personalidad sobre el escenario.

Setlist, Faith No More, Estadio Bicentenario La Florida, 5 de diciembre 2010

Epic

Everything’s Ruined

Be Aggressive

Caffeine

Ben (Michael Jackson cover)

The Gentle Art of Making Enemies

Last Cup of Sorrow

Helpless

Cuckoo for Caca

Evidence

As The Worm Turns

Midlife Crisis (With “Sir Duke” snippet by Stevie Wonder)

Spirit

King for a Day

Qué He Sacado con Quererte (Violeta Parra cover) (2 verses)

Ashes to Ashes

Just a Man

Encore:

Zombie Eaters

Surprise! You’re Dead!

We Care a Lot

Encore 2:

Easy (The Commodores cover)

Digging The Grave

Encore 3:

Kiss and Say Goodbye (The Manhattans cover)

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X