Inicio » Rock »

La terrible relación de Axl Rose con Erin Everly: Una historia que terminó en violencia brutal

Everly fue la musa de los primeros himnos de la banda, pero aquella historia de amor terminó de la peor manera, a puro odio y violencia

Guía de: Rock

erin-everly-images

Sweet Child O Mine: Ella tiene ojos del cielo más azul, como si hubiera pensado en la lluvia. ¿Saben quién escribió estas bellísimas líneas en una servilleta de un bar perdido en la violenta Lafayette? Sí, claro. Todos lo saben. Pero si la canción no fuera mundialmente famosa jamás nadie podría saberlo. Para cuándo Axl Rose deletreó la lírica de uno de los himnos de Guns N´Roses, el muchacho combinaba un dulce beso de amor con robos, golpizas y, en los ratos libres, un poco de rock and roll.

Sus ataques de ira aún no eran tan conocidos, digamos, fuera de su estado. Pero pronto lo serían. Provenía de una ciudad sin futuro, donde los abusos sexuales eran apenas un poco menos que las borracheras. Criarte en aquel sitio que el propio Rose comparó con Auswith, tenía un alto precio a pagar, una estado semiconstante de locura. Pero así es la vida, da primero la espiga y, por allí escondida y disimulada, la rosa: el muchacho era un genio en aquello otro de la música.

Te interesará: La terrible historia de Axl Rose; el aberrante suceso de su infancia que separaría a GN´R

La chica de los ojos azul pensando en el cielo era Erin Everly. Axl estaba prendido de ella, Erin también soñaba la vida junto a su chico, y para matar el tiempo entre beso y beso, se pegaban y decían de todo. Así era la vida por aquellos turbulentos 80s en las barriadas del Medio Oeste estadounidense.

axlroseerineverly

Como las cosas marchaban bien entre ellos, la pareja decidió continuar aún llegado el brutal éxito de GN´R. Axl ya era un joven y el adolescente conflictivo había quedado atrás. Ya era un rockero famoso que no precisaba robar a sus novias mientras algún compañero tenía sexo con ellas; ahora vivía el crecimiento de su banda ayudado por decenas de strippers (muchas de ellas se hicieron famosas por los noviazgos con los miembros del grupo). Cuando regresaba de las giras tras haberse acostado con decenas de las mujeres más bellas le juraba amor eterno a Erin. Ella aceptaba. Para hacer congeniar las partes disonantes del asunto, recurría a la heroína.

Una noche de 1989 Erin dijo basta y se fue a su casa. Pero Axl la siguió y se golpeó a su puerta. Tenía un arma en su sien y aseguró que dispararía si no se casaban. Así fue que ambos partieron en una limusine hasta Las Vegas, donde se casaron el 27 de abril de 1990. Pero la alegría duró poco: menos de un mes: Erin fue el gran amor de mi vida, me separé precisamente por eso, porque la amaba tanto que me hacía sufrir mucho”, explicó el cantante, lacónico.

Lee también: El mayor escándalo en la historia de GN´R; ¿sábes quién fue la “corista” Adriana Smith?

Ya saben cómo es el rock; dentro de sus historias, hay capítulos imposibles de chequear. El más triste cuenta que en aquellos días Erin quedó embarazada, pero Axl gustaba de lustrar el piso con su mujer. La tomaba de los pelos mientras ella gritaba que no la matara. En uno de esos arranques de furia del músico Everly habría perdido al bebé. Aquella fue la señal que la pareja precisaba para dar por finalizada la relación.

Lentamente ambos dejaron de verse y Axl pudo, a su modo, vencer sus propios demonios. Se reencontraron años después cuando Erin se unió a otra ex del músico (Seymour) para enjuiciarlo. Aquel reencuentro culminó en un arreglo rápido. Axl crecía y todo iba un poco mejor. La vida había sido dura en Lafayette, pero un futuro distinto era posible. Para mediados de los 90s, Rose ya había desintegrado los Guns, se había separado de todas sus mujeres conocidas y buscaba la paz interior rodeado de psicoanalistas y videntes, mientras dedicada su tiempo, mucho pero mucho tiempo, a la música. Al fin y la cabo… así son los genios, ¿no?

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X