Inicio » Rock » Equipo

Ozzy lo hizo otra vez

En su tercera visita al país Ozzy Osbourne desarrolló uno de los mejores shows del 2011. La gira de lanzamiento de su último disco "Scream", fue la excusa ideal para traer una de las mejores voces del heavy metal mundial a Chile.

Para nadie es un misterio la importancia que posee Ozzy Osbourne en el mundo del heavy metal o el rock en general. Recordar que fue este junto a su agrupación Black Sabbath en los años 70  el cual logró crear un nuevo estilo musical, dejando de lado la suavidad del rock and roll que se hacía en esa época, imprimiendo letras que en esa época se tildaban de “satánicas”.

Los problemas que Ozzy Osbourne tenía con el alcohol y las drogas, terminaron por pasarle la cuenta, ya que fue ésta la razón la principal para su expulsión de Black Sabbath. Después de este episodio nadie imaginaría el rumbo que tomaría la carrera solista del príncipe de las tinieblas. De hecho fue su manager y después esposa Sharon Osbourne quien manejó la carrera individual de Ozzy, llevándolo al estrellato desde el primer disco solista de este “Blizzard of Ozz”, el cual renovó la carrera del eximio vocalista británico, superando inclusive a Black Sabbath en ventas de discos y popularidad.

Ozzy Osbourne

Foto: El Mercurio

Ozzy Osbourne regaló una jornada inolvidable a sus fanáticos.

Millones de discos vendidos alrededor del mundo, cambio de formaciones, giras multitudinarias, rostro de televisión, creador del heavy metal. Sin duda uno de los mejores cantantes de rock de la historia. Son algunas de las características que han hecho de Ozzy Osbourne lo que es hoy en día, un artista completo y que posee una cantidad de fanáticos alrededor de todo el mundo.

Esto por supuesto se vio reflejado en la tercera visita de Ozzy Osbourne el 28 de marzo del 2011 a Chile, siendo ésta  su primera visita en forma individual. Recordar que las dos visitas anteriores fueron en el marco del Monster of Rock, 1995 y 2008. Para esta oportunidad, los invitados fueron los brasileños de Sepultura, agrupación que posee mucho arrastre en Chile, situación que se notó en la apertura del show, donde el espectáculo sirvió para calentar motores.

Después de una hora de show en donde se interpretaron clásicos como “Territory” y “Roots Bloody Roots” ,era el turno de Ozzy Osbourne de hacer su tercera aparición en tierras nacionales. El punto de partida no fue menos y “Bark of the moon”, clásico de los ochenta, dio inicio a lo que sería una jornada única e inolvidable. Después de este himno le siguió “Let Me Hear Your Scream”, el único tema de su último disco “Scream” que Ozzy interpretó, y que por supuesto sonó con toda la fuerza que le imprime la nueva alineación que acompaña a Osbourne.

Gus G en guitarra, Tommy Clufetos en batería, Rob “Blasko” Nicholson(bajo) y el hijo del tecladista de YES, Adam Wakeman en la misma función.

A esta altura del show, la histeria y los gritos de la fanaticada se hacían presentes de gran manera, entregándole una energía que Ozzy recibió y que su sonrisa hizo notar durante todo el concierto. “Mr Crowley” y “I dont Know”, seguidilla de hits que mantuvo a los fanáticos en el extasis. En cada canción mostró una fuerza y un sonido pulcro. Después de esto vino uno de los momentos especiales del show. Cuando ozzy y compañía interpretó Fairies Wear Boots de Black Sabbath. Después del tema se hizo presente el grito ole ole ole ole ozzy ozzy, donde más de ocho mil fanáticos coreaban, el nombre del príncipe de las tinieblas, por supuesto como tributo al gran show que se estaba haciendo presente.

Le prosiguió otro de los clásicos de la carrera solista “Suicide Solution”, canción que tuvo gran polémica de los años ochenta, producto de que un par de fanáticos finalizaron su vida inspirados por la letra. Le siguio una de las buenas baladas rock que posee Ozzy , “Road To Nowhere”, tema que sin duda llega y en donde los riffs de la guitarra te dejan atónito.

Le prosiguió otro de los momentos históricos “War Pigs”, una de las canciones más populares de Black Sabbath y que Ozzy Osbourne inmortalizó en Santiago de Chile el 28 de marzo del 2011. Después vino “Shot in the dark” otro de los hits solistas de Ozzy, para continuar en la senda Sabbath vino” Rat Salad “y “Iron Man”.

Hasta ese momento el público presente seguía prendido, cantando y coreando todos los temas y por supuesto gritando el ole ole ole Ozz, Ozzy, quien respondía a este grito tirando agua a la gente y así mismo.

“I Don’t Want to Change the World”, uno de los temas noventeros de Ozzy que también reflejan una época importante en la Carrera del británico. Después de esto vino otro de los grandes momentos “Crazy Train” del álbum “Blizzard of ozz”. Uno de los temas más coreados por la fanaticada nacional. Le siguió “Mama In coming Home”, una canción hermosa compuesta y dedicada a Sharon Osbourne y que se interpretó en una versión más acústica, para pasar rápidamente a lo que sería la última canción de la noche, “Paranoid” de Black Sabbath el tema más comercial que ha tenido la agrupación en su historia.

Ozzy Osbourne

Foto: El Mercurio

Solo el precio de las entradas impidió a Ozzy repletar el Movistar Arena.

Como conclusión vivimos un show inolvidable, único, con mucha fuerza y con muy buen sonido. Si las entradas no estuvieran tan caras Arena Santiago se hubiera podido repletar, pero el precio impuesto por las productoras está alejando cada vez más a los fanáticos del rock. Una lástima ya que lo del 28 de marzo fue una jornada histórica. Esperemos que Ozzy pueda volver a visitarnos nuevamente, ya que él sabe que en Chile lo quieren como si fuese su casa.

Setlist

1. Bark at the Moon

2. Let Me Hear You Scream

3. Mr. Crowley

4. I Don’t Know

5. Fairies Wear Boots (Black Sabbath)

6. Suicide Solution

7. Road to Nowhere

8. War Pigs (Black Sabbath)

9. Shot in the Dark

10. Rat Salad (Black Sabbath)

11. Iron Man (Black Sabbath)

12. I Don’t Want to Change the World

13. Crazy Train

14. Mama, I’m Coming Home

15. Paranoid

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X