Inicio » Rock »

Paris Jackson más “hippie” que nunca: La hija de Michael Jackson comparte fotos de su radicalizada vida

Lleva una vida que difiere diametralmente de la que llevan la inmensa mayoría de ricos hijos de famosos.

Guía de: Rock

Sin título

Carlos “Indio” Solari, el artista trasandino y músico más convocante del planeta, suele renegar de la visión que el postmodernismo ha adjudicado al hippismo. Aquel movimiento suele ser presentado como una cuestión de moda pasajera en las publicidades, un estilo de ropa florido, collarines y no mucho más, dice el hombre.

El Indio Solari tiene razón: aquel colectivo fue mucho más que eso. Fue el ultimo intento generacional importante por cambiar el estado de cosas: jóvenes de todas clases sociales huían de sus destinos para vivir en comunidad. Que un muchacho de las barriadas trabajadoras dejara todo no era la gran noticia: no tenía mucho que perder. Pero los jóvenes de clases acomodadas también lo hacían… Ellos sí que ponían mucho en juego. Ellos sí que hacían romper todo lo previsto y ponían en jaque al sistema, ¿por qué alguien dejaría su cómodo rol en una sociedad para irse a vivir de igual a igual con personas que contaban con menos que él? ¿Qué no les gustaba ni tentaba de aquella disposición heredada? ¿Qué desconfiaban de aquel mundo?

Todos aquellos ideales parecen hoy una leyenda urbana. Pero Paris Jackson, la multimillonaria hija de Michael Jackson, pone en duda esa certeza. París, hermosa, perseguida por las grandes marcas, luce cada vez más parecida a aquellos hippies de los 60. La muchacha está de novia con Gabriel Glenn, un músico que la ha alejado del modelaje.

Mira también: Este es el topless de París Jackson que hizo gran ruido en las redes

Paris usa las redes. Comenzó como lo hacen todas las chicas bellas que trabajan para las grandes marcas: fotos sofisticadas, prendas carísimas, marcas y logos apadrinando cada imagen. Pero todo eso voló de su muro. El gusto de la hija del Rey del Pop ya se dejaba entrever en las fotos tomadas fuera de los horarios laborales o campañas publicitarias. Y cuando conoció a Gabriel y se decidió por su música todo aquello desapareció para siempre.

La pareja comparte asistencia a recitales, hace música, rechaza los millones que las marcas proponen a Paris para que regrese al modelaje. Por supuesto, también visten aquellas prendas, pero nunca desligadas de los principios: dos jóvenes de situación económica opuesta, juntos. ¿Puede ser? Alguna vez ocurrió. Y no pasó mucho con aquello. Todo siguió igual de mal después de pasado el asunto. Nadie puede cambiar el mundo, parece ser la cuestión. Pero, también, hay personas a las que este mundo no puede cambiar. ¡Bien por Paris!

Sin título

Sin título

Sin título

Sin título

Sin título

Sin título

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X