Inicio » Rock »

¿Puede haber sido Queen la mejor banda de rock de la historia?

Sería imposible coincidir en una sola banda como "la" mejor. Pero nos gusta revisar la historia porque amamos el rock. Que es lo mismo que decir: amamos a Queen.

Guía de: Rock

Tiempos del Álbum Blanco y Janis Joplin hasta en la sopa. Brian May y Roger Taylor conocen a Freddy Bulsara. “Smile” es el nombre de la banda donde tocan. Cuando Tim Staffell, el cantante, deja el grupo, los integrantes sobrevivientes se la toman con el lenguaje: Smile muta a Queen; y Bulsara, a Mercury. Los muchachos tenían buen ojo para los cambios.

Queen

El primer disco llegó en 1973, dos años después de consolidar la formación: Freddy Mercury, Brian May, Roger Taylor y John Deacon. Un cuarteto que iba desde el Hard hasta el rock Sinfónico, coqueteando con el Metal.

La placa obtuvo excelentes críticas y mediana repercusión. Así sería durante el 74, con otros dos buenos discos, “Queen II” (el de la foto emblemática, la banda bajo la cenital) y “Sheer Heart Attack”. La banda aprovechó los álbumes para abrir el abanico musical: la formidable voz de Freddy permitía la posibilidad de insertar coros, ganando un sonido teatral y operístico que Queen no tenía en sus comienzos. ¿Ópera? Buena idea.

El 31 de octubre de 1975 salió un nuevo simple: “Bohemian Rhapsody”. La canción comenzaba con varios Freddys sumando voces, luego se abría en una extensa suite hasta estallar… en un éxito voraz. Queen alcanzó el tope de los charts, y con la posterior salida del disco “A night at the opera”, accedió para siempre al corazón del público británico, que los adoptó como la niña dueña de los todos los mimos.

El mundo entero los conocería con los discos sucesivos. Sus primeros álbumes, más pesados, fueron reemplazados, tras la publicación de “The game” (1979) por un sonido aggiornado. El grupo aceptaba sintetizadores, algo que Freddy había jurado jamás usar, y salía a recorrer otros continentes.

El cambio de estilo significó la ruptura con el público estadounidense. Pero no supuso traición entre los británicos y Queen, apenas unas miradas de desconfianza y un puñado de críticas malas con “Hot Space” (1982). Los ingleses, sencillamente, los amaban. Había algo del cariño inquebrantable por los Beatles (más exitosos en EEUU que en el propio UK), y mucho de la fidelidad cómplice por los Rolling Stones. Para los 80s, Queen era una banda que podía sonar pesada y cruda; romántica y coral, operística y fría, cálida y beatle; y ochentosa y americana, con máquinas de ritmo y toda la parafernalia comercial. Todas las ropas le quedaban bien. Le quedaron bien.

El 22 de noviembre de 1991, Freddy Mercury dejó helado al mundo. Su anunció como enfermo de SIDA no era la gran primicia. El stop de giras, la falta de entrevistas, la apariencia de Freddy y las reflexiones de las últimas canciones eran muestras elocuentes. Pero la confirmación de noviembre sólo podía significar una cosa: el tiempo se acababa.

El líder de Queen falleció dos días después del anuncio, anochecer del día 24. Tenía 45 años.

¿Por qué amamos a Queen?

Queen

  • Porque lo vimos crecer. Al contrario de lo sucedido con los Beatles, Queen fue el niño de quien compartimos crecimiento y maduración. Su imagen no es un recuerdo idealizado. La banda atravesó éxitos, retrocesos y a casi veinte años de su debut discográfico, legó una obra maestra: “Innuendo” (1991).
  • Porque siempre fueron abiertos al cariño. La imagen de rockeros duros no computó para ellos; violencia y amor habitaban en su arte. Queen fue heavy sin ser malo, sentimental sin ser ñoño.
  • Porque captaron la onda del Glam al instante: a los veinte años, nadie sueña con ser un gris oficinista.
  • Porque tenían el equilibrio justo: Freddy, showman genial; May, guitarrista virtuoso; Taylor, baterista rocker; y Deacon, el bajista inasible.
  • Porque su “Greatest Hits I” es el disco más vendido de la historia de UK, y su presentación en el África Live Aid, (inspirado en George Harrison y su “Concert for Bangladesh”) fue escogida por la industria como la mejor de toda la historia.
  • Porque una vuelta olímpica sin “We are the champions” no es una vuelta olímpica.
  • Porque los oyentes de la BBC Radio eligieron a Queen como la mejor banda de todos los tiempos.
  • Porque a “Sombody to love” le puedes dar las vueltas que quieras y no le encontrarás un error.
  • Porque no hay manera de no patear sillas durante la parte rocker de Bohemian Rhapsody (y nos gusta mucho patear sillas).
  • Porque hicieron “Love of my life”.

¿Entonces? ¿Fue Queen la mejor banda de la historia?

queen lambert

Queen + Lambert, en 2015

Por supuesto, es tan sólo un juego periodístico. Una pregunta sin respuesta. Al menos, sin UNA respuesta.

Algo tiende a empujar negativamente la opinión: las giras que Brian May y Roger Taylor se empeñan en hacer, con cantantes ajenos, sin material nuevo. El arte es sinónimo de creación. Sin creación, un grupo se convierte en intérprete, una de esas bandas homenaje que nadie comprende. Pero esas giras, que rompen con lo romántico, son las que han traído recientemente a Queen hasta nuestras tierras, estas vez acompañados por el joven Adam Lambert. Y el show obtuvo excelentes críticas.

Codeándose con los Who y Zeppelin, con los Beatles y los Stones, con Floyd, U2 y Nirvana, la etapa “viva” de Queen concluyó con la muerte de Freddy Mercury. Y fue tan buena que aún seguimos hablando de ella.

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X