Inicio » Rock » Equipo

Radio Horizonte: los latidos finales en el dial

Perder una radio, si hay fidelidad, es perder una amistad entrañable de años.

Así, heavy que te arrebaten una radio del dial. Más cuando llevas como 10 años siguiéndola (incluso cuando era más ochentosa y Claudia Conserva tenía su espacio), con sus cambios de formato y todo lo que conllevaban los reajustes. Nicolás Castro tuvo la compleja labor de despedir el último programa en vivo de los pocos sobrevivientes, El Gran Escape, que en las fechas finales se emitía hasta las 22:00 horas en “funciones dobles”. Me imagino que debió haber sido algo maldito para él ver que el lugar que lo cobijó desde la práctica, y que llegó a obtener una resonancia indiscutida por su ADN musical, cesaría sus transmisiones, definitivamente, dos horas más tarde en el espectro tradicional.

Cierre de Radio Horizonte

Foto: Radio Horizonte

El cierre de Radio Horizonte entristeció a sus seguidores.

Continuaría la fase conclusiva Fina Selección, el único espacio que logró superar más de dos mil programas de manera ininterrumpida, desde los nuevos aires que caracterizaron a Horizonte de la mano de Julián García-Reyes S., repasando su fuerte: MGMT, Bowie, The Strokes, Hot Chip, Hercules and Love Affair, Bag Raiders, Astro, Metronomy, Passion Pit, LCD Soundsystem… En apariencia, “despedirse bailando” fue el lema impuesto. O “Bailar y Llorar”, como decía un álbum de Teleradio Donoso… Arcade Fire con Wake Up, el fin de transmisiones (la peor parte a las 23:59 del 18 de marzo), y el salto a Stop!, de Erasure (de la parrilla que ofrece Top, la nueva propuesta de la 103.3), fue el quiebre total.

Los géneros por sobre todo

Ya da lo mismo si hubo “hipsterismo” –otra arista instalada en el país sobre las tendencias abrazadas y potenciadas por el medio y por muchos de sus seguidores–; si no lo hubo; si invadió con la supremacía del sintetizador (declaración bastante positiva, por lo demás)… El punto es que se siente la ausencia al sintonizar el equipo de la casa o la radio del lugar de trabajo. Así, se agradece considerablemente el mapa interminable de material: cantidades de discazos impecables y de gran factura; unos, pegajosos en los carretes; otros, que no son pasados regularmente en radio Zero –de ADN similar–… (Hasta recuerdo el programa sobre cine, Chilecorto, que conducía Diego Muñoz por allá, por el 2007)…

El catálogo amplísimo –que contempló a Camera Obscura, Antony and the Johnsons, The Knife, Washed Out, Kid Loco, Röyksopp, Thieves Likes Us, Cansei de Ser Sexy o las referencias del pop chileno actual– penetró con más destreza y, de cierta manera, con  “horizontalidad” en la audiencia. Permitiría, a su vez, que coexistiera junto a  Nirvana, Cocteau Twins, Faith No More, Jane’s Addiction, Johnny Cash, R.E.M., Sublime, Lauryn Hill… Al final de todo, fue una mixtura de arriesgo que raramente no fue vapuleada en términos masivos durante su vida en el dial. Peculiaridad, si somos conscientes de que destacamos por fraccionar y clasificar cualquier cosa que surja.

Castro, casi en la media hora final al aire, comentó que algunos de sus compañeros –incluyendo a Cha Giadach– habían estado grabando para un documental sobre la vida y obra de Horizonte. No cabe duda, que cuando el material llegue a salir, si es que ve la luz, será rápidamente difundido mediante las redes sociales (todo se filtra por ahí primero, dicen). Registros con aires de homenaje del mismo equipo a la que fue su fuente laboral.

Que continúe la Horizonte online es un salvazo, entre comillas, para los más cautivos (aunque no se siente igual). Salvazo que no existió, a partir del 31 de diciembre de 2010, para otros auditores (me incluyo) cuando reformularon la Rock & Pop, otra pérdida agresiva por donde se le mire.

Moraleja: Perder una radio, si hay fidelidad, es perder una amistad entrañable de años.

Escuchen la despedida:

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X