Inicio » Rock »

Rolling Stones y su negro registro en Argentina: Nuevo enfrentamiento entre fans y policía

Al igual que en las tres presentaciones en 1995, 1998 y 2006, los fans argentinos de Rolling Stones chocaron con policía y todo terminó con gases, disparos y detenidos

Guía de: Rock

Fuente: captura pantalla TN

Fuente: captura pantalla TN

Quienes merodeaban bajo el diluvio temían que sucediera. Quienes conocen los accesos del Estadio Único, temían que sucediera. Quienes habían concurrido a las anteriores presentaciones de los Rolling Stones en Argentina, temían que sucediera. Y sucedió. Cientos de fans sin entradas y otros tantos demorados por las condiciones climáticas se enfervorizaron por entrar apenas se escucharon los primeros acordes de “Start Me Up”. Adentro, tocaban los Rolling. Afuera, estallaba todo.

La cuarta presentación de los Rolling Stone en Argentina comenzó tal como habían terminado las anteriores: con duros incidentes y violentos enfrentamientos entre fans y policía. Los primeros intentaron forzar los vallados de seguridad una vez que comenzó a sonar la banda. La policía respondió con gases lacrimógenos y balas de gomas.

Los disturbios son una triste tradición respecto de las presentaciones de los Rolling Stones. Las anteriores presentaciones de la banda en el estadio de River Plate habían tenido similares problemas. En aquellas oportunidades el escenario no habían sido los parajes agrestes alrededor del Único, sino la coqueta Av. Libertador de Buenos Aires. Pero la esencia se mantuvo: piedras, empujones, gases y disparos.

Ya fuera del ámbito de la violencia, una nota de color tuvo lugar durante la transmisión de las instancias previas, cuando gente que entraba al estadio comenzó a cantar “Vamos a volver”, hit popular del kirchnerismo, ante las cámaras del móvil del ultraoficialista canal TN, que rápidamente levantó el audio y regresó a estudios. El hecho pronto tomó lugar en las redes sociales.

Así fue la vida fuera del estadio el día de la primera presentación Stone en Argentina. El resultado final de una larga tarde-noche bajo la lluvia fueron más de 140 detenidos, destrozos varios y un puñado de magullados. 20 por posesión de entradas apócrifas. 32 por intentar entrar al estadio sin éstas y 103 por cobrar dinero en el cuidado del automóvil en lugares públicos, los conocidos “trapitos”.

Fuente: Twitter

Fuente: Twitter

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X