Inicio » Rock » Equipo

Stone Temple Pilots y su post grunge

Ver en vivo a una de esas bandas íconos del rock alternativo de los ’90 genera expectivas inevitablemente, aunque a veces la puesta en escena no es todo lo ideal que pudiera esperarse.

Stone Temple Pilots

Foto: El Mercurio

Los Stone Temple Pilot usaron el mismo set list de sus presentaciones en Brasil y Argentina.

No hay duda de que el concierto de Stone Temple Pilots ha sido uno de los más esperados a realizarse en Chile. Separaciones, problemas con las drogas y otros temas mantuvieron a la agrupación estadounidense en una inestabilidad que los llevó a la ruptura unos años atrás. Fue en 2010 cuando la agrupación decidió reunirse y sacar  un disco nuevo, situación que llevó a los norteamericanos a  girar por el mundo interpretando sus clásicos y, por supuesto, trayendo la nostalgia de los 90.

Después de un atraso de media hora la agrupación liderada por Scott Weiland , quedó a oscuras frente a un repleto Arena Santiago,  interpretando en un principio “Crackerman” y “Wicked Garden”, canciones clásicas de la banda pertenecientes a su disco debut Core (1992). Canciones que nunca lograron sonar a la perfección, donde la guitarra siempre se mantuvo a un bajo nivel, todo esto para no opacar la voz de Weiland.

Este sería un show sin sorpresas, ya que la agrupación interpretaría el mismo set list que Brasil y Argentina. Interpretando el tercer tema  “Vasoline” y “Heaven & Hot Rods”, para posteriormente presentar dos temas de su nuevo disco de estudio “ Between the Lines” y “Hichory Dichotomy”, que sin duda prendieron al público, el cual siempre estuvo sincronizado con la agrupación, pero para ser sincero, hasta ahí el sonido seguía siendo paupérrimo.

Posteriormente se interpretaron “Still Remanins”,” Cinnamon” y “Big Empty”, esta última celebrada y coreada por el público asistente. Fue en este tema cuando llega a escenario la primera bandera chilena, la cual el frotman de la agrupación Scott Weiland extendió al revés y que después se mantuvo durante unos minutos en el hombro del guitarrista Dean Deleo.

Le siguió un cover de los clásicos Led Zeppelin “Dancing Days”. Este tema fue la antesala a uno de los momentos importantes y significativos de la noche, “Silvergun Superman”, “Plush” e “Interstate Love Song” eran los temas que la fanaticada quería escuchar,  de hecho las canciones fueron coreadas en todo instante, opacando aún más el sonido que desarrolló la agrupación.

Stone Temple Pilots

Foto: El Mercurio

Problemas de sonido marcaron la presentación del grupo estadounidense.

Después de “Huckleberry Crumble”, el término del show se iba acercando y llegó con la potencia y el rock duro de “Down” y “Sex Type Thing”. Faltando pocos minutos para las 23:00 horas, el cuarteto californiano se despidió, para volver rápidamente e interpretar “Dead & Bloated” y finalizar  con “Trippin’ On A Hole In A Paper Heart”, la única canción del disco “Tiny Music… Songs from the Vatican Gift Shop (1996) que logró estar en la lista.

Noventa minutos duro el debut de Stone Temple Pilots una agrupación  ícono del rock alternativo de los años cumbres del grunge en los 90.

Los años pasan la cuenta y eso se nota en la interpretación en vivo de la agrupación, aunque esto de ninguna manera opacó el show, pero sí dejo a algunos descontentos por lo corto del espectáculo y el sonido. Muchos de nosotros esperábamos ver y escuchar un recital al nivel que dio, por ejemplo, Pearl Jam en el 2005, donde los clásicos suenan con la misma fuerza e intensidad de siempre, cosa que, según mi opinión, faltó con Stone Temple Pilots.

Más sobre Rock

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X