Inicio » RSE » Equipo

Empresas sustentables, cómo entenderlas

Bajo el concepto de empresas sustentables, las compañías buscan satisfacer las necesidades de los consumidores de hoy, pero sin comprometer el bienestar de las futuras generaciones. Es decir, hacer negocios, pero sin descuidar los impactos en económicos, sociales y ambientales.

Hoy cada día son más las empresas que se dicen “sustentables”,  pero de qué se trata este concepto. ¿Todas las compañías pueden ser sustentables? ¿Es necesario cumplir con ciertos parámetros o es sólo una moda? Aquí te lo explicamos.

Empresas sustentables

Foto: El Mercurio

Una medida para ahorrar energía es usar edificios diseñados con ese propósito.

El término sustentabilidad proviene del latín “sustentare” (sostener, soportar, mantener elevado), que desde una perspectiva ecológica, se refiere al mantenimiento de la base de los recursos naturales, pero el concepto de empresas sustentables hoy abarca más aspectos. Y si bien hay diversas concepciones, hay cierto consenso en torno a que se refiere a la” habilidad o capacidad de que algo se mantenga o se  sostenga en el tiempo,es decir, usar lo que necesitamos para vivir o funcionar sin poner  en riesgo los recursos tanto naturales como sociales en diversos aspectos para el futuro”.

Enfocado en las compañías, la sustentabilidad, es un concepto más amplio de hacer negocios, vinculado a la globalización y a las necesidades de sus grupos de interés. Y las empresas sustentables han comenzado a hacerse cargo de esto, en gran medida, ya que los consumidores están optando por firmas que cumplen con estos principios.

En este sentido, las empresas sustentables son aquellas que han implementando, por ejemplo, programas de ahorro de energía, medición de su huella de carbono, de reciclaje entre otros, pero sin olvidar los otros pilares de la RSE, como el bienestar de sus trabajodores o la calidad de sus productos y servicios.

“Una empresa que tiene un comportamiento sustentable desarrolla prácticas propias de la RSE, como son medidas laborales, ambientales y sociales muy ligadas a los intereses de sus stakeholders. Sin duda que hoy en día la sustentabilidad de una empresa pasa por ser socialmente responsable, con un modelo de gestión orientado por la satisfacción de los diversos intereses presentes en las dimensiones antes mencionadas”,explica Pablo Frederick, gerente de sustentabilidad y cambio climático de Deloitte.

El concepto de empresas sustentables

En el caso de las compañías, la sustentabilidad va de la mano de la visión de RSE de una organización, ya que es parte de ésta el operar en beneficio —o sin perjudicar— al entorno en el que se desenvuelve. En términos simples: las firmas que se identifican con este concepto tienen una mirada de negocio, que busca satisfacer las necesidades de los stakeholders de hoy, pero sin comprometer las necesidades de las futuras generaciones.

“En la misma forma como una empresa cuida de no consumir su capital financiero, así mismo requiere velar por los recursos naturales que utiliza en sus procesos productivos, de modo de garantizar que no se agotarán, conjuntamente con distribuir de forma justa los beneficios económicos que genera. Eso es sustentabilidad social, económica y ambiental, un equilibrio nada de fácil de lograr, pero hacia el cual es preciso avanzar”, explica Ximena Abogabir, experta en sustentabilidad de Fundación Casa de la Paz.

Empresas sustentables

Foto: El Mercurio

La sustentabilidad de las empresas también está marcada por la responsabilidad con su entorno.

Hoy la tendencia es que las compañías se identifiquen como empresas sustentables, ya que esto incide directamente en la reputación corporativa de las compañías ante la comunidad. Pero es importante que las firmas hagan realmente lo que dicen. En la medida en que las compañías actúen con coherencia, los públicos interesados lo reconocerán y premiarán en el mercado. Al revés, una firma perderá credibilidad cuando pregone compromiso con la sustentabilidad, pero sus acciones demuestran lo contrario.

“Para una empresa, ser sustentable, debe significar valor y competitividad, lo que se logra a través de una gestión de sus operaciones y de sus relaciones. De lo contrario, corre riesgos cada día más tangibles, de reducir o perder posiciones en algunos mercados y ser excluida de otros”, comenta Pablo Frederick.

La mayoría de los grupos de interés, como los clientes, inversionistas, comunidades, trabajadores, entre otros, están conscientes de la importancia de elementos sustentables en su gestión, que lo evalúan al momento de relacionarse con la firma.

“Hoy existen instrumentos e indicadores que permiten conocer estos desempeños y calificar a las empresas y sus productos –y elegirlas- de acuerdo a su comportamiento sustentable. También hay índices bursátiles que  permiten medir el desempeño de las empresas que tienen a la sustentabilidad como activo importante versus las que no lo tienen. Y general, las diferencias son bastante marcadas a favor de las primeras”, agrega Frederick a propósito de las empresas sustentables.

Más sobre RSE

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X