Inicio » RSE » Equipo

Ética de la Responsabilidad… ¿Matarías a tu jefe?

La Ética de la Convicción y la Ética de la Responsabilidad son dos conceptos que hay que entender para tomar las mejores decisiones. El caso de HidroAysén es un buen ejemplo.

En su evaluación, un estudiante enojado escribió que yo no debería jugar con la vida de las personas… ni siquiera con los ejemplos de mis clases. Pero nada mejor que un ejemplo extremo para graficar un punto de vista complejo. Bueno, dado que usaré el ejemplo, me disculpo nuevamente.

Después de hacer estallar una bomba que mató como a 100.000 personas en EE.UU., Jack Bauer, protagonista de la serie televisiva “24” y miembro de una unidad anti terrorista, recibe una llamada diciendo que tiene hasta el medio día para matar a su jefe o, de lo contrario, harán explotar una bomba de igual magnitud que la anterior… según el relato, es seguro que lo podrían hacer. Estamos pues ante un dilema ético: si fueras Jack, ¿matarías a tu jefe para salvar la vida de miles de personas o te negarías a matarlo ya que matar es un acto inconcebible?

Ética responsabilidad

Foto: El Mercurio

La Ética de la Responsabilidad nos invita a contrastar los medios y consecuencias de una acción.

Max Weber (1864 – 1920), sociólogo y filósofo alemán, planteaba la contradicción y complementariedad de la Ética de la Convicción y la Ética de la Responsabilidad. Mientras la primera se presenta como un referente moral de acción y nos dice si las cosas son buenas o son malas, la segunda nos invita a contrastar los medios y consecuencias de una acción, y a responsabilizarnos de las decisiones que tomemos.

De esta manera, si Jack sigue los consejos de la Ética de la Convicción, no debería matar a su jefe, ya que matar es malo y, por ende, poco ético. Por el otro lado, desde la Ética de la Responsabilidad, a la hora de poner en la balanza las situaciones, lo que hace el protagonista de la serie es hablar con su jefe, buscar todas las maneras posibles para evitar el desenlace fatal y, luego, cuando nada resultó… vean la película.

Es importante decir que la Ética de la Convicción es útil a la de la Responsabilidad ya que se presenta como un referente que nos muestra las consecuencias de una acción o decisión, de las que nos tendremos que hacer cargo. Cosa muy diferente a lo que plantea Nicolás Maquiavelo, ya que aquí el medio sí importa.

La aplicación de este pensamiento es especialmente interesante en los temas ambientales. Muchas veces se nos presentan casos, como el de HidroAysén por ejemplo, que plantean el desarrollo de una acción que desde la Ética de la Convicción pudiese parecer mala. Inundar, podríamos pensar, es malo y por ende no se debe hacer. Sin embargo, desde la Ética de la Responsabilidad, dado que el proyecto ayuda a que haya menos calentamiento global, que nos permitirá tener más energía y más barata, que será energía soberana (no importada), podríamos pensar que el proyecto sí se debe hacer. Que cada uno se forme su propia opinión, pero que se haga responsable de ella, tanto en este proyecto como en todos los que se nos presenten en el futuro.

Para finalizar, le pido a los que trabajen conmigo que, si alguna vez les toca tener la disyuntiva fundada sobre qué hacer conmigo, simplemente olviden esta columna y no me maten.

Más sobre RSE

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X