Así jugaría España ante Chile: El escenario más probable en un partido al límite

El DT hispano Vicente del Bosque está evaluando cambios para refrescar la alineación de cara al partido con la Roja. Del 4-2-3-1 que estableció para este Mundial, el potencial ingreso de Pedro aumentaría el volumen de ataque ibérico.

Guía de: Selección Chilena

Quizás qué estará pasando por la mente del DT Vicente del Bosque para armar la oncena que enfrentará a Chile. Quizás se debate entre no darle la espalda a sus principales referentes –tras el cataclismo 5-1 propinado por los holandeses- y refrescar la alineación con elementos nuevos como el polivalente Javi Martínez y el centrocampista Koke.

De ser consecuente el estratego, mantendría el sistema que estableció para el Mundial, el 4-2-3-1. Claro que con modificaciones.

así juega españa

En la retaguardia, el portero Iker Casillas se mantiene… hasta nueva orden. La línea de cuatro seguiría con los laterales Azpilicueta y Jordi Alba, quienes se desdoblan en defensa y ataque. Al medio –y a pesar de los reclamos de un buen porcentaje de españoles, porque los ataques de los tulipanes simplemente los pillaron no bien ubicados- se mantendrían los centrales Sergio Ramos y Gerard Piqué. Para aprovechar su estatura, sobre todo en ataque sabiendo que eso es un punto débil de la Roja.

En el medio, el doble pivote lo ocuparían Busquets, obrero silencioso en el equilibrio de recuperación y ataque,  junto a Javi Martínez quien se puede desempeñar sin complicaciones como volante defensivo o, incluso, zaguero central. No hay que descartar en esta zona a Xabi Alonso, aunque después de lo de Holanda está entre los cuestionados.

Más arriba, debería mantenerse Xavi como el cerebro. Es uno de los fijos para Del Bosque, por lo que pensar que quedaría en la suplencia es casi un sacrilegio. Sin embargo, en el anterior pleito mundialista, se perdió. Y eso dio pábulo para que sus críticos abogaran por el ingreso en su lugar del joven Koke, revelación en la última temporada y de quien el propio Xavi ya lo designó como su sucesor en el seleccionado. De concretarse este cambio –es una de las especulaciones favoritas de la prensa deportiva ibérica- sería el bautizo de Koke en un duelo demasiado crucial en el que debería demostrar su real peso específico.

Como edecanes en la zona, David Silva por la derecha y Andrés Iniesta en la otra vereda. Ambos son veloces por sus carriles y garantizan pases al vacío que puede desestabilizar a la zaga chilena.

Como punta de lanza, sería ratificado –otra vez- como titular el brasileño nacionalizado Diego Costa. Pero se le ha visto un tanto lento, consecuencia de la lesión que lo tuvo en duda para viajar a Brasil. La alternativa es el incombustible Fernando Niño Torres –que con 30 años ya no tiene mucho de Niño- que es escurridizo para buscar el resquicio, sin embargo ya no cuenta con la explosividad y pique veloz que lo hizo temible en la obtención de la Euro 2008 y, dos años después, del Mundial de Sudáfrica.

¿Y si España retoma el 4-3-3?

asi juega españaNo hay que descartar que, en una de ésas y aprovechando el ímpetu que muestra Chile en sus partidos –ya Sampaoli y sus muchachos anunciaron que en el Maracaná no saldrán a defenderse-, Del Bosque determine retomar el dibujo 4-3-3 que utilizó en cinco de los ocho partidos que España jugó en las pasadas Eliminatorias.

Eso implicaría cambios en el mediocampo, donde –se supone- fijo iría Busquets en la contención, lo que permitiría soltarse a Xavi por la derecha, y ser acompañado en la creación por Iniesta quien debería retroceder algunos metros para recuperar, administrar y atacar.

En la ofensiva neta, Silva arrancaría desde algunos metros más arriba para lucir como extremo derecho, mientras que por el lado zurdo podría ser incluido Pedro. También, si el trámite lo amerita, el jugador del Manchester City podría retroceder para ayudar en su zona a Xavi, quien se centralizaría para estar más cómodo y así hilvanar jugadas.

Con relación a Pedro, su ingreso lo está pidiendo a gritos casi toda la península para aumentar el volumen de ataque y no dejar náufrago a Diego Costa.

El “suicidio” chileno

¿Y qué debe hacer Chile ante todo lo anterior? Básicamente, ser consecuente con el estilo de juego que asumió desde 2007: ataque, control del balón y presión sobre el rival. Pero no caer en el suicidio, como evidenció Arturo Vidal.

El 3-5-2 que, extraoficialmente, fue confirmado muestra, en un primer vistazo, que los carrileros Mauricio Isla y Eugenio Mena deberán extremar sus recursos, más de lo que evidenciaron ante Australia para evitar que nazcan centros a la olla buscando a los grandotes hispanos.

Además, tanto el Huaso como el Queno deberán desdoblarse para completar la línea de cinco que enviará el DT Jorge Sampaoli a la cancha. Los tres zagueros netos tendrán a Gary Medel como líbero, mientras que Gonzalo Jara y Francisco Silva oficiarán de stoppers. Estos dos últimos no generan mucha confianza en un sector de la hinchada, porque se teme que los atacantes rivales se los pueden llevar en carrera.

En el mediocampo, Charles Aránguiz y Marcelo Díaz de seguro aumentarán el kilometraje recorrido en el debut del viernes pasado para recuperar balones, incursionar y pisar el área rival. Así apoyarán a Arturo Vidal quien estará suelto, asumiendo el papel de enlace, para buscar a Alexis Sánchez y Eduardo Vargas. Una ventaja para la Roja será que el Jugadorazo puede asumir el papel de pasador, retrocediendo algunos tramos, lo que permitirá el desahogo de Vidal y la posibilidad de triangulaciones buscando el remate final o el último toque para Vargas, quien también puede pantallear para llevarse las marcas.

Eso fue la teoría. La realidad se verá este miércoles en el Maracaná…

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X