Chile complica su camino a Rusia 2018 tras dura caída ante Ecuador: Las claves del partido

La Roja tuvo una pobre presentación en la que no supo nunca cómo tomarle la mano a un rival que sacó diferencias con su juego por las bandas.

Guía de: Selección Chilena

Alexis Sánchez sólo tuvo una ocasión clara de anotar.

Alexis Sánchez sólo tuvo una ocasión clara de anotar.

Hacía rato que se ni veía un partido tan desaliñado de la Selección Nacional, con referentes del equipo muy por debajo del nivel. Derrota 3-0 ante los ecuatorianos que comienza a complicar la opción de clasificar al Mundial de Rusia 2018. El cómo y el porqué de lo vivido este jueves, en las siguientes líneas.

* Espacios por la derecha: En los tramos iniciales del pleito, el cuadro local se inclinó sobre la diestra de la defensa chilena, al encontrar espacios por la nula presencia en esa zona de Alexis Sánchez -cargado hacia la izquierda- y Charles Aránguiz. Así, entre Fidel Martínez y Enner Valencia trataron de generar ataque desde ese sector para buscar al compañero que podía ingresar por el centro.

* Ajuste de las marcas: Las subidas sorpresivas por los costados por parte de los locales, donde los laterales se veían bien cubiertos por el volante de su sector, llevaron susto a la zaga nacional. Las complicaciones aumentaron un tanto cuando Felipe Caicedo, nominalmente el único delantero en punta de los del Guayas, también apareció sacando centros por lo que enredó las marcas de los zagueros visitantes.

* ¡Cubran las puntas, carajo!: Derivado de lo anterior, se provocaron desbordes con centros de un lado al otro, amén de aprovechar los resquicios que se producían en el último sector nacional. En el primer gol ecuatoriano, Antonio Valencia apareció libre por el sector zurdo de la defensa chilena para anotar. En el segundo, el propio Valencia sacó el pase desde el callejón diestro para la entrada desde la izquierda de algún compañero, como sucedió con Cristian Ramírez quien llegó, también, sin marca para conectar su remate. En síntesis, por las puntas los ecuatorianos se florearon, como se dice popularmente.

* ¿Y el rombo?: Nominalmente, Chile comenzó el partido con un rombo en el mediocampo, donde Arturo Vidal era el vértice adelantado. Pero recién pasados los 10 minutos, debido a la mencionada presión local en los comienzos, el jugador del Bayern Munich comenzó a asomarse cerca del área rival. Pero, a grandes rasgos, no hubo presencia de los mediocampistas en el sector, matizado todo eso con la descoordinación que mostraron.

* ¿A quién le pasamos la pelota?: Cuando la Roja comenzó a acercarse a zona ecuatoriana, todos los chilenos estaban tomados por un rival. Facilitó eso la lentitud en los traslados del balón, sin contar que cuando se intentó habilitar a Alexis Sánchez la entrega del balón era defectuosa.

* Cambio de mano: Con el 3-0 anotado, el ingreso de Nicolás Castillo supuso un cambio en el dibujo táctico del 4-4-2 inicial a un 4-3-3 con Pedro Pablo Hernández como volante central. Pero el fondo del tema se mantuvo, ya que no hubo coordinación ni menos posesión del balón. En resumen, todo mal.

* ¿Peor, imposible?: A grandes rasgos, el equipo chileno estuvo irreconocible. Hacía mucho tiempo que no se veía a nuestro representativo en un nivel descendente. A nivel de nombres propios, hombres que con su peso específico deben gravitar -como Marcelo Díaz y Charles Aránguiz- pareciera que no estuvieron en el campo del Atahualpa. Sobre Eduardo Vargas y Alexis Sánchez, estos no lucieron porque no les llegaron pases, así de simple. En la única que tuvo el atacante del Arsenal, el portero Esteban Dreer le achicó muy bien.

* Cuatro al hilo: Con esta derrota en Quito, Chile completó cuatro cotejos sin ganar, con el agregado que sólo se ha marcado un gol… que nació de una pelota muerta (centro de Charles Aránguiz, cabezazo de Arturo Vidal en Asunción). Porque su última victoria fue el 22 de junio pasado, el 2-0 sobre Colombia por las Semifinales de la Copa América Centenario. Tras eso, dos empates (0-0 con Argentina, en la final que se definió por penales, y con Bolivia) y un par de derrotas (1-2 con Paraguay y esta caída en el centro del mundo). Estamos complicados, parece.

* ¿Y cómo quedamos para lo que se viene?: Con el partido del próximo martes ante Perú, en el Estadio Nacional, comenzará la segunda rueda de las Clasificatorias. Y para Chile ya no hay margen de error, porque con apenas 11 puntos e incluyendo el pleito con los del Rímac restan cinco cotejos como local -ante Uruguay, Venezuela, Paraguay y Ecuador-. Tomando como base que la Roja debe ganar en su casa esa quina, sumaría en total 26 unidades. Y para asegurar, debe -como sea- rescatar puntos en las próximas visitas a Colombia, Argentina, Bolivia y Brasil. Menuda tarea.

ECUADOR 3-0 CHILE

ECUADOR (4-2-3-1): Esteban Dreer; Juan Carlos Paredes, Arturo Mina, Luis Caicedo, Cristian Ramírez; Christian Noboa, Jefferson Orejuela; Antonio Valencia, Fidel Martínez (88’ Juan Cazares), Enner Valencia (82’ Jaime Ayoví); Felipe Caicedo (50’ Alex Ibarra). DT: Gustavo Quinteros

CHILE (4-4-2): Claudio Bravo; Mauricio Isla, Enzo Roco, Gonzalo Jara, Eugenio Mena; Charles Aránguiz, Marcelo Díaz (50’ Nicolás Castillo), Pedro Pablo Hernández, Arturo Vidal; Alexis Sánchez y Eduardo Vargas (73’ Leonardo Valencia). DT: Juan Antonio Pizzi

Goles: 1-0, 18’ Antonio Valencia (Ecu); 2-0, 22’ Cristian Ramírez (Ecu); 3-0, 46’ Felipe Caicedo (Ecu)

Árbitro: Mauro Bigliano (Argentina)

Público: 30 mil personas, aproximadamente

Estadio: Olímpico Atahualpa de Quito

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X