Chile eliminó a España: Las razones por las que dejó fuera al campeón del mundo

El 2-0 de la Roja –la verdadera Roja- fue obra de un equipo aplicado y una de las mejores faenas no sólo en el Mundial de Brasil o de los últimos años, sino que en la historia de la Selección Chilena.

Guía de: Selección Chilena

Siempre hay una primera vez. Porque la estadística, hasta antes del pitazo inicial, mostraba que Chile y España se habían enfrentado en diez ocasiones con ocho triunfos hispanos y dos empates. Por eso es que se puede decir que este miércoles se mandó esos papeles de la historia a la basura. El 2-0 que lució el marcador del Estadio Maracaná lo confirma y firma la clasificación a los Octavos de Final del Mundial de Brasil.

Antes de los 2’ Chile presentó sus credenciales con un remate de Eduardo Vargas que desvió un rival, más un cabezazo de Gonzalo Jara. El pique inicial de Eugenio Mena por la banda avisó que los sudamericanos iban a presionar, a no dejar respirar a los europeos.

Chile España

Foto: Agencias

Chile logró un triunfo histórico en el Maracaná y eliminó a España.

España muy cauto. ¿Miedo escénico? Tal vez. Pero los del otro lado estaban movedizos. Arturo Vidal muy ganoso, recuperando el balón en mediocampo y buscando la habilitación a sus compañeros. Alexis Sánchez lo ayudaba en esa labor. Y en la zaga, la tripleta Silva-Medel-Jara anticiparon los tibios intentos hispanos.

El más empeñoso de los ibéricos era David Silva, quien arrancaba por el medio buscando a alguno de los suyos, pero estaban bien marcados. Iniesta, cuando recibía por la izquierda, era rápidamente conjurado. Al otro lado, Pedro apenas aparecía. Y arriba, Diego Costa tomaba el tibio sol de Río. Y cuando hubo algún tiro libre, subieron sus centrales para buscar el cabezazo, pero se encontraron con el problema que el centro era demasiado largo o eran anticipados.

Lo peor es que las intentonas que tuvo España nacieron de errores de entrega de los chilenos en el medio. Claudio Bravo demostró, en la emergencia, su buen achique y seguridad de manos para invalidar esas acciones rivales.

Y cuando Chile intentaba seguir con su presión, fallaba en la precisión de los pases. Pero cuando lo lograron, entre Charles Aránguiz, Arturo Vidal y Alexis Sánchez, vino el gol de Eduardo Vargas –el cuarto que le anota en su cuenta personal a los peninsulares. Como para que los españoles lo saluden en el Día del Padre-.

Tras la apertura, era que no, los hispanos insinuaron alguna aceleración. Pero la ansiedad no les permitía clarificar sus jugadas, faltaba “el” jugador que pusiera la calma al resto. Los chilenos, a su vez, se afirmaron en sus posiciones, sobre todo en la retaguardia buscando seguir haciendo daño con pases hacia adelante. Lo que llamó la atención fue que España, siendo un equipo necesitado de ganar, protagonizara salidas desde su sector muy lentas. Sólo apuraban cuando se acercaban a los tres cuartos de campo. Obviamente, eso posibilitaba a los de Sampaoli fortalecerse en su sistema, esperando un poco más arriba de la mitad de cancha para buscar el resquicio.

El 2-0 al filo del entretiempo sólo abrochó lo que se vio en el Maracaná. Mucho mejor Chile, España entre las dudas y la desorientación.

Intento de cambio de mano

Al retorno, Vicente del Bosque intentó una vuelta de mano con el ingreso del volante Koke, quien avalaba mayor creación y remate de distancia. Pero también, dejaba espacio por su sector, lo que podría ser bien aprovechado por los chilenos.

Era que no, los hispanos salieron a apurar arriba. Pero los nacionales seguían aplicados, como cuando Gonzalo Jara le anticipó a Diego Costa cuando el brasileño nacionalizado se aprestaba a obturar.

Hasta Busquets se acercó más al área chilena. Incluso, se perdió el descuento cuando estaba con el tiempo y espacio suficiente tras pillar una laguna en la zaga sudamericana.

La Selección Chilena hizo una apuesta peligrosa: esperar en su zona para dar el golpe de gracia, con un rápido contragolpe. Ante un equipo en que Silva e Iniesta, cuando se deciden, tocan muy bien el balón era para estar en alerta máxima. Para peor, el adelantamiento hispano de todas sus líneas impidió que la Selección Nacional lograra rotar la pelota, para asumir un nuevo ataque.

Pasado ese primer cuarto de hora del complemento, los chilenos retomaron el control del balón. Por ahí lo tuvo Vargas con un remate de distancia que Casillas contuvo -¡Atajó una pelota Casillas en este Mundial!-.

Después, Isla no alcanzó a tomarla de llena para marcar el tercero. Después, un pique de Sánchez no lo cabeceó bien Gutiérrez. España, a esa altura, comenzó a bajar la guardia, no marcaba, no intentaba el centro. Las patadas de Ramos a Vargas y de Torres a Medel fueron el reflejo de la impotencia que sentía el, todavía, campeón mundial. El famoso tiki taka español –o sea, el juego de toque- fue reemplazado por el juego recio que le rindieron homenaje al uruguayo Montero Castillo.

Y en sus últimos intentos, cuando fue exigido con remates de distancia como los de Santi Cazorla, Claudio Bravo respondió a su condición de ser comparado con Sergio Livingstone y Roberto Cóndor Rojas.

Los 6 minutos de descuento fueron casi una anécdota. Pero también irrisorio, pero bueno… ya pasó… Chile ganó y eliminó del Mundial de Brasil al campeón mundial y doble campeón de Europa, clasificando a los Octavos de Final. Chile hizo abdicar al Rey.

Chile España

Foto: Agencias

La cara de los españoles al terminar el partido refleja el gran golpe que recibieron de Chile.

Hitos históricos

Además de lo ya celebrado de que éste es el primer triunfo de una Selección Chilena sobre su similar española –y si hubiera habido apuesta, el sustantivo La Roja queda para nosotros ya que lo usamos desde 1949 para denominar a nuestro equipo-, también hay otros hitos que destacar.

Es la tercera vez que una Selección Chilena vence a un campeón mundial vigente. Anteriormente, se superó a Uruguay (campeón en 1950) el 13 de abril de 1952, en el Primer Panamericano de Fútbol, realizado en Santiago. La segunda fue Francia (campeón en 1998) que también cayó en el Estadio Nacional, por 2-1 el 1 de septiembre de 2001.

También, el equipo de Sampaoli igualó las faenas registradas por la Selección Chilena en los mundiales de 1930, 1962 y 2010 de inscribir dos victorias consecutivas en el certamen.

Finalmente, ésta es la quinta ocasión que un campeón vigente es eliminado en la primera ronda del Mundial siguiente, donde debía defender su corona. Anteriormente, no respondieron a la expectativa Italia en 1950, Brasil en 1966, Francia en 2002 e Italia en 2010.

Y olé…

ESPAÑA 0-2 CHILE

ESPAÑA (4-2-3-1): Iker Casillas; César Azpilicueta, Javi Martínez, Sergio Ramos, Jordi Alba; Xabi Alonso (46’ Koke), Sergio Busquets; Pedro Rodríguez (76’ Santi Cazorla), David Silva, Andrés Iniesta; Diego Costa (63’ Fernando Torres). DT: Vicente del Bosque

CHILE (3-4-1-2): Claudio Bravo; Francisco Silva, Gary Medel, Gonzalo Jara; Mauricio Isla, Marcelo Díaz, Charles Aránguiz (64’ Felipe Gutiérrez), Eugenio Mena; Arturo Vidal (87’ Carlos Carmona); Alexis Sánchez y Eduardo Vargas (84’ Jorge Valdivia). DT: Jorge Sampaoli

Goles: 1-0, 19’ Eduardo Vargas (Chi); 2-0, 42’ Charles Aránguiz (Chi)

Arbitro: Mark Geiger (Estados Unidos)

Público: 70 mil personas, aproximadamente

Estadio: Maracaná de Río de Janeiro

PARTIDO DEL GRUPO B DEL MUNDIAL BRASIL 2014

 

 

Más sobre Selección Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X